Ninguno de los 1.200 inmigrantes que han solicitado la regularización lo ha conseguido

  • La Subdelegación defiende la intervención policial y la actuación de Extranjería

En las más de dos semanas que se han producido las colas en la Oficina de Extranjería, se han tramitado 1.200 solicitudes de regularización, ninguna de las cuales ha salido adelante "porque no cumplían los requisitos", según la Subdelegación del Gobierno.

En este caso, el secretario general de la misma, Francisco Calero, señaló que la Subdelegación "está realizando un cumplimiento exquisito de la Ley" y que Extranjería "está actuando de manera impecable".

La Subdelegación del Gobierno de Cádiz señaló ayer que la actuación policial "no se tomó como solución", sino que, explicó, "los agentes acudieron al lugar "en cumplimiento de sus obligaciones" para realizar una comprobación de los de la situación de los extranjeros que se encuentran en España. Aquellos que se corrobora que se encuentran en una situación irregular "son conducidos a las dependencias policiales como establece la Ley y en los casos que proceda se abrirá un expediente de repatriación a sus lugares de origen".

Calero, que ocupaba ayer el puesto de subdelegado del Gobierno ante la ausencia del titular, Sebastián Saucedo, explicó que cuando los policías fueron a identificar a las personas de la cola "algunos se abalanzaron sobre los agentes" cuando trataban de huir, a resultas de lo cual "un agente resultó herido".

Calero dijo que el bulo ha generado "un colapso" en la oficina que está produciendo dificultades a la hora de atender "a los ciudadanos extranjeros que se encuentran legalmente o a aquellos empresarios que quieren contratar a un ciudadano extranjero que se encuentra en su país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios