Un auto judicial denuncia graves deficiencias en los CIE de la provincia

  • Alerta de las condiciones de habitabilidad en los centros de de extranjeros de Algeciras y Tarifa y reclama mejoras urgentes

Vista exterior del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras. Vista exterior del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras.

Vista exterior del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras. / andrés carrasco

La juez Belén Barranco, del Juzgado de Instrucción número 1 de Algeciras, ha denunciado las graves deficiencias que a su juicio tienen los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en Algeciras y Tarifa. La magistrada, quien visitó los centros el pasado mes de octubre, destaca en un auto la "absoluta masificación" en el CIE de la Isla de las Palomas y remite a los responsables de estas instalaciones una lista de mejoras.

Barranco censura la inexistencia de lavabo y retrete en cada uno de los módulos del CIE de Tarifa (internos de sexo masculino), existiendo tan sólo un boquete en el suelo recubierto de aluminio donde defecar o miccionar y donde quien pretenda usarlo queda expuesto a la vista de sus restantes compañeros del módulo (que no de habitación). "Las duchas son en todo caso colectivas y las existentes en los módulos C y A no cuentan con todas las puertas", indica. El auto señala además que no existe un espacio reservado donde los internos puedan recibir visitas del exterior, careciendo de intimidad en sus conversaciones. Las visitas se realizan en unos bancos de madera a la entrada del espacio de administración, un espacio totalmente abierto al paso.

En cuanto al CIE de Algeciras (de carácter mixto), la juez reclama duchas individuales en las habitaciones de los internos que ocupan el módulo II, donde sólo existen duchas colectivas. Pide la construcción de pistas deportivas en el módulo de hombres y en el de mujeres, la instalación de servicio de lavandería para los internos, la supresión de mamparas de cristal y hierro en la sala destinada a las comunicaciones.

Asimismo, requiere a la directora del CIE de Algeciras que inste a Cruz Roja para que gestione adecuadamente el servicio de biblioteca, evitando a toda costa la presencia de libros dispersos por el suelo.

Para el CIE de Tarifa exige que se supriman las habitaciones con más de tres internos, así como la instalación en cada una de ellas de ducha, retrete y lavabo, así como pared o una puerta que cubra todo el cuerpo del interno; la supresión de duchas colectivas; la reparación de la máquina de refrescos existentes; y la instalación de un espacio concreto y reservado donde los internos puedan recibir las visitas del exterior.

A propósito de estas visitas, Barranco critica que los inmigrantes reciban visitas con mamparas cerradas para impedir "una relación directa íntima" al darse las manos o acariciarse y obligarles a hablar por teléfono. "Se somete a una especie de régimen generalizado de sospecha al visitante y al interno, como si la visita fuera susceptible de peligrosidad", critica. El caso es "más propio de un régimen carcelario y penitenciaro que de un centro de internamiento temporal donde no está restringido el derecho a la libre comunicación", aclara.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz,dijo ayer que el modelo de los CIE "es revisable" y que "permanentemente conviene abrir debates sobre su funcionamiento y su función", apuntando que el Ejecutivo "está en ello" y abierto a que se puedan hacer las adaptaciones que sean necesarias. Sanz recalcó recalcado que los CIE "no son un descubrimiento de este Gobierno -por el de Mariano Rajoy-, pues llevan "muchos años en España como forma de acogida de inmigrantes". Incidió en que "el Gobierno trabaja ya en un nuevo modelo para el internamiento de extranjeros", insistiendo en este punto en que el modelo actual "no lo ha impuesto este Gobierno ni es una novedad de esta legislatura".

Y desde la Fiscalía se ha señalado que "se viene trabajando con inspecciones" en los CIE de la provincia, aunque ha advertido que "es un asunto complejo" porque "no hay condiciones óptimas ni para los internos, ni para los efectivos de seguridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios