La mejor carne del norte llega al sur

  • El hotel 'Los Jándalos' de Vistahermosa inauguró ayer sus IV Jornadas de la Carne de Cantabria en las que dos costilleros de una res de raza pardo alpina, que arrojan un peso de 120 kilos, se erigen en protagonistas

Dos costilleros que arrojan un peso de 120 kilos serán la principal materia prima de las IV Jornadas de Carne Cántabra que desde ayer y hasta el domingo se celebran en el restaurante 'Altamira', del hotel 'Los Jándalos' de Vistahermosa (El Puerto).

La presentación de dichas jornadas contaron ayer con la presencia de todas aquellas personas que están relacionadas con dichas piezas. Fue el caso del proveedor, Germán Mendioroz Lavín; el maestro asador Juan Valdés (del restaurante 'La Castillería' de Vejer); el chef cántabro Luis Antonio Rivas, chef y propietario de 'El Limonar de Soano' y diseñador del menú en el que se incluirán dichas piezas; Javier Domínguez, maitre del hotel 'Los Jándalos', que las servirá, y Domingo Astorga, jefe de cocina del referido hotel, que será el encargado de transmitir los referidos conceptos a los comensales. Junto a ellos también estuvo el gastrónomo cántabro José María Rodríguez Linares, quien explicó junto a Germán Mendioroz las características, especialmente peculiares, de la carne cántabra.

El menú diseñado por Luis Antonio Rivas cuenta con una ensalada de ternera con foie grass y trompetas negras; un carpaccio de solomillo de buey con queso de Liébana junto con una ensalada de rúcula y aceite de trufas; lasagna de rabo con trufas negras; carrillera estofada con setas y el tradicional chuletón de vaca pinta. De postre, una sopa de queso con helado de fruta de la pasión y frambuesas.

Ayer, durante la presentación, Enrique Fernández de Bobadilla, director de 'Los Jándalos', y sus invitados abundaron en el origen de una carne excepcional. Así, no se debe obviar que los señalados costilleros provienen de una vaca que pesaba 604 kilos en el momento de su sacrificio, la cual contaba con 16 años. "Se trata de un ejemplar de raza pardo alpina", especificó Germán Mendioroz, antes de que el maestro asador Juan Valdés añadiera que se trata de un producto "cuya grasa mantiene trazas de mantequilla, muy suave, con una carne que carece de cualquier tipo de agresividad y que sabe a carne-carne".

Domingo Astorga, por su parte, destacó que, en su opinión, el menú de estas IV Jornadas de la Carne Cántabra del hotel 'Los Jándalos' "se trata, sin lugar a dudas, del más conseguido de los últimos cuatro años".

Por su parte, el gastrónomo José María Rodríguez Linares abundó en las características de la materia prima: "Es una carne única, procedente de un animal criado en libertad, casi salvaje y que ha comido pastos frescos. Su consumo debe realizarse previo pase por plancha o brasas con un poco de sal. Nada más", concluyó. El menú, abundante donde los haya, se servirá al precio de 38 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios