Un preso muere tras cortarse las venas con un espejo en Puerto 2

  • El interno, un polaco que se rajó también el abdomen y el cuello, llevaba 24 horas en prisión

Comentarios 1

Un preso de nacionalidad polaca falleció desangrado al mediodía de ayer en la prisión de Puerto 2, ni 24 horas después de haber ingresado. Al parecer, el interno, Robert M.F., de 32 años de edad, en un arrebato, habría fracturado el espejo de la celda del Módulo de Ingreso en el se hallaba ingresado utilizando un fragmento como arma para autolesionarse. Según distintas fuentes consultadas por este periódico, su intención no era la de autoinfligirse heridas de carácter leve con objeto de llamar la atención, como suele ser habitual en la cárcel, sino la de quitarse la vida. Y es que fue presuntamente el joven el que, utilizando un trozo del espejo fracturado, se rajó en diversas partes del cuerpo: en el abdomen, en el cuello y en las muñecas, llegando a cortarse las venas. A pesar de que de inmediato se dio aviso a los servicios médicos de urgencias nada se pudo hacer por salvar la vida del joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios