La deuda municipal de El Puerto con los bancos supera los 72,9 millones

  • A final de año esta se prevé incrementar en 300.000 euros · No obstante, el índice de endeudamiento ha mejorado en los últimos años · El gran problema de la hacienda local es el elevado remanente de tesorería

El Ayuntamiento portuense tiene una deuda que roza los casi 73 millones de euros y tiene previsto superar esta cifra a final de año. Así viene reflejado en el presupuesto municipal aprobado hace poco menos de un mes por el Gobierno Municipal.

De esta cantidad, unos 58,6 millones de euros corresponden a préstamos cuya amortización es a largo plazo (tres años como mínimo). Para ejecutar las inversiones previstas para este año, el Consistorio tiene previsto concertar nuevos acuerdos bancarios por valor de 6,7 millones de euros.

En cambio, durante este año se prevé amortizar algo más de 6,3 millones de euros de la totalidad de los préstamos acordados en ejercicios anteriores. Esto supondrá que a final de año se prevé un ligero incremento de la deuda en algo menos de 300.000 euros.

No obstante, a pesar de lo abultado que a priori puede resultar la cifra, lo cierto es que el Ayuntamiento tiene unos niveles de endeudamientos razonables. Según el informe económico financiero que el interventor municipal, Juan Raya, hizo para el presupuesto, esta cuantificación se cifra en el 89%. Este índice se calcula en función de los ingresos obtenidos el año anterior.

La Ley de Haciendas Locales no permite a los ayuntamientos tener que amortizar préstamos que superen el 100 % de esta cantidad. Por tanto, los niveles municipales a día de hoy están por debajo de ese límite, por lo que hay margen para solicitar más préstamos.

No obstante, tal y como reconoció hace unas semanas el concejal de Economía, David Páez, el problema de las arcas municipales es el elevado remanente negativo de tesorería, una magnitud que sirve para conocer la situación financiera del Consistorio a corto plazo.

Esta cifra se calcula teniendo en cuenta los derechos pendientes de cobro, las obligaciones pendientes de pago y los fondos líquidos con los que cuenta el Ayuntamiento. Según el último cálculo realizado para este presupuesto, el remanente de tesorería tiene un negativo de 22 millones de euros, lo que impide que el Ayuntamiento no pueda cerrar más operaciones de crédito y, por tanto, pueda realizar más inversiones. Para ello, en el Pleno Ordinario celebrado a principios de mes acordó la elaboración de medidas para hacer frente a esta situación.

Según el presupuesto municipal aprobado, la entidad con la que el Ayuntamiento tiene actualmente una mayor deuda contraída es con el BSCH (Banco Santander Central Hispano), con la que ha suscrito varios créditos de los que aún quedan por pagar algo más de 22,6 millones de euros durante los próximos años, tanto en préstamos a largo como a corto plazo.

Con entidades del grupo BBVA (entre ellas el Banco de Crédito Local, que tiene su mercado en el sector de las administraciones públicas), el Consistorio tiene que hacer aún frente unos 18,8 millones de euros.

Otras con las que el Ayuntamiento aún mantiene importantes préstamos que amortizar son La Caixa, Banesto y el grupo Sabadell (también a través de su filial Dexia-Sabadell, especializada en créditos a administraciones locales).

Asimismo tiene concertados acuerdos con Unicaja, La General, Caixa Catalunya, El Monte e ICO (el Instituto de Crédito Oficial, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda).

22

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios