Una patrullera en plena persecución se queda atrapada en una mejillonera en La Línea

  • El buque de la Guardia Civil se subió a una batea aunque ningún agente resultó herido

Una embarcación de la patrulla de la Guardia Civil del Mar sufrió ayer un accidente cuando se encontraba en plena persecución de una pequeña lancha rápida frente a las costas linenses. Durante la carrera, que tuvo lugar en la madrugada del sábado al domingo, la embarcación de la Benemérita se subió a una de las bateas de mejillones que se encuentran instaladas en la zona y perdió el rastro de la lancha.

El buque accidentado fue la patrullera Río Pisuerga y pertenece al Servicio Marítimo de la Guardia Civil que suele realizar sus labores por la zona de la Bahía de Algeciras. Según fuentes de la Guardia Civil, a pesar de lo aparatoso y espectacular del accidente, ninguno de los guardias civiles sufrieron heridas de ningún tipo.

El hecho dejó, durante toda mañana de ayer, una imagen insólita frente desde La Atunara: un buque encallado en medio del mar, sobre una de las diez bateas de mejillones de la empresa Pescados y Mariscos Mar de la Línea, S. L. que se sitúan en las costas de Levante de La Línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios