Unas 2.000 personas se movilizan en Chipiona contra las eólicas marinas

  • La marcha discurrió por el paseo marítimo y repartió folletos entre los veraneantes · 'La playa no está en venta' y 'No a los molinos en nuestras costas', algunos lemas

Alrededor de 2.000 personas, según cálculos efectuados por este periódico, se manifestaron ayer a lo largo del paseo marítimo de Chipiona para mostrar su rechazo a la instalación de un parque eólico marino frente a la Costa Noroeste de la provincia. La movilización fue convocada por la plataforma 'Por un horizonte sin molinos', de la que forman partes colectivos sociales y vecinales de la comarca y partidos políticos.

La marcha comenzó pasadas las siete de la tarde y discurrió entre la antigua lonja pesquera del municipio y el humilladero del Santuario de la Virgen de Regla. La pancarta de cabecera, Por un horizonte sin molinos, estuvo secundada por varias decenas: La playa no está en venta; Protejamos nuestro ecosistema; Queremos horizontes libres; y No a los molinos en nuestra costa, fueron algunos de los lemas agitados durante la movilización. Muchos de los manifestantes vistieron camisetas contra los aerogeneradores y repartieron panfletos en el paseo marítimo, ante la mirada sorprendida de las miles de personas que disfrutaban del sábado en las playas de El Muelle, Cruz del Mar, Las Canteras y Regla.

En la cabecera de la manifestación se dejaron ver el portavoz del colectivo ecologista local CANS y de la Plataforma, Rafael Ruiz, miembros de la oposición en los ayuntamientos de Chipiona (PP, IU y PA) y Sanlúcar (PA), y miembros del PP y del PA en el Consistorio de Rota, que ha trasladado su negativa a los parques. También participaron en la marcha agentes sociales y económicos de la localidad, como la Asociación de Empresarios de Chipiona.

El portavoz de la Plataforma, constituida por una treintena de colectivos de la Costa Noroeste, cifró la participación del encuentro en 3.500 personas, mientras que la Policía Local contabilizó alrededor de 1.200 personas. En su intervención, Ruiz declaró su voluntad de "llamar la atención del alcalde chipionero, Manuel García (PSOE), que afirma que el parque se construirá sí o sí amparándose en un consenso social que -según dijo-, no existe". Ruiz insistió en que el proyecto eólico es "un problema comarcal" y aseguró que la oposición en la Costa Noroeste es tan "contundente" como el que existe en La Janda: "Sanlúcar, Rota y Chipiona ven que este plan se cierne como una sombra sobre su futuro turístico, pesquero y medioambiental".

La Plataforma se mostró "a favor de las energías renovables, pero no frente a la costa de una zona que vive prácticamente del turismo", y expresó su temor por el "daño" que la instalación de estos aerogeneradores pueda provocar en el ecosistema marino. "No queremos arriesgar nuestro futuro por unos beneficios inciertos y unas cifras de empleo hiperinfladas y que en nada responden a la realidad de instalación de otros parques eólico", defendió.

El proyecto Las Cruces del Mar está impulsado por la firma andaluza Magtel, el Ayuntamiento de Chipiona y la UCA, y prevé la instalación de 300 aerogeneradores capaces de generar 1.000 megavatios de energía limpia en aguas chipioneras. El alcalde de Chipiona ha criticado el "carácter político" de la oposición al proyecto energético y sostiene que cuenta con el apoyo de los chipioneros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios