La plantilla de Navantia tilda de "brutal" la respuesta policial

  • Los trabajadores se concentraron a las puertas de la factoría en señal de repulsa

La plantilla de Navantia-San Fernando se concentró ayer a las puertas de la factoría isleña para condenar con rotundidad la carga policial que en la tarde del martes acabó violentamente con la protesta que los trabajadores llevaban a cabo ante la sede local del Partido Popular y que terminó con tres detenidos, entre ellos, el presidente del comité de empresa, José Antonio Oliva.

Los trabajadores de la antigua Bazán, consternados e indignados por lo ocurrido, criticaron duramente la actuación policial, que calificaron de "brutal agresión". La respuesta de las fuerzas de seguridad -insistieron- carece por completo de explicación, "máxime cuando se había dado por disuelta la concentración", apostilló el presidente del comité.

A consecuencia de la intervención policial, un destacado número de trabajadores presenta heridas y contusiones de diversa índole, según afirmaron sus representantes sindicales. "En breve daremos a conocer el parte de lesiones, con todos los heridos que ha dejado la actuación policial", explicó Oliva. "Vamos a pedir la dimisión del subdelegado del Gobierno, Javier de Torres, por lo ocurrido", anunció.

"Somos trabajadores, padres de familia, que nos manifestamos por nuestro futuro laboral, que reivindicamos carga de trabajo para conseguir estabilidad laboral. No somos delincuentes", insistieron. "Lo que ocurrió -los detenidos, los heridos- fue un ultraje para toda la plantilla de Navantia en San Fernando", añadieron.

"Condenamos la contundente agresión policial como condenamos cualquier tipo de violencia en una manifestación", afirmó Oliva al concluir la simbólica concentración que, a modo de respuesta, llevó a cabo la plantilla ayer a las puertas de la antigua Bazán. "Si esta plantilla se ha caracterizado por algo ha sido siempre por su seriedad, también en sus movilizaciones".

Para la plantilla de Navantia-San Fernando lo ocurrido es responsabilidad directa del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torres. "Rechazamos su actitud al mandarnos su tropas, en el sentido más literal de la palabra, para agredir y para disolver una concentración de trabajadores", insistió el presidente del comité de empresa durante la concentración de varios minutos que se desarrolló a las puertas de los astilleros isleños en señal de repulsa por lo ocurrido en la tarde del martes.

La plantilla aseguró que seguirá adelante con sus reivindicaciones por el futuro de Navantia, "porque son justas". "Vamos a seguir reivindicando carga de trabajo, empleo y riqueza. No somos delincuentes, somos trabajadores y reivindicamos lo que es justo: trabajo y un futuro estable", dijo Oliva.

Durante la concentración, los trabajadores airearon indignados pancartas en las que atacaban directamente al PP, al que se responsabilizan de la "represión policial" y, más concretamente, contra el alcalde de San Fernando y presidente de la Diputación Provincial, José Loaiza, al que calificaron de "impresentable" y contra el que corearon diversas consignas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios