El proyecto hotelero de El Palmar está paralizado por falta de financiación

  • El plan fue aprobado en mayo de 2007 tras seis años de trámites y aún no hay expectativas de que arranquen las obras · Riera Marsá busca apoyo en el extranjero porque los bancos no dan préstamos

Comentarios 3

El proyecto para construir en la playa de El Palmar uno de los mayores complejos turísticos de la Costa de la Luz está paralizado por falta de financiación once meses después de su aprobación definitiva. La compañía Riera Marsá, responsable del plan, busca desde mediados de 2007 el respaldo financiero necesario para impulsar una operación tasada en más de 85 millones de euros, pero ha chocado con un contexto de recesión económica en el que los bancos han restringido los préstamos a promotores hoteleros e inmobiliarios que antaño concedían a espuertas.

"Si el proyecto hubiera sido aprobado definitivamente un año antes, las obras hubiesen comenzado en apenas un mes o dos y hoy estaríamos hablando de inaugurar el complejo, pero la situación financiera ha dado un cambio radical para todos", explica Esteban Riera Marsá, responsable de la firma mallorquina.

El empresario presentó su proyecto gaditano en 2001. No obtuvo la aprobación definitiva de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Vejer hasta mayo de 2007 -su publicación se prolongó hasta septiembre-, después de seis años de trámites, numerosas modificaciones técnicas y constantes retrasos burocráticos en los despachos de Obras Públicas.

Pese a los años de retraso acumulados, Riera Marsá señala que el "interés hotelero y de los touroperadores que han conocido el proyecto se mantiene intacto". Ahora la compañía ha emprendido negociaciones con fondos de inversión y sociedades de capital riesgo extranjeras para buscar la financiación externa característica de un proyecto hotelero de gran envergadura, que se sitúa en torno a un 50% de la inversión total y que, en tiempos de confianza bancaria, llegó superar el 75%.

"El que tiene más prisa porque comiencen las obras soy yo, porque hemos invertido mucho tiempo, dinero y esfuerzo en esta iniciativa", apunta Esteban Riera Marsá, que opina que sacar adelante el plan un año después de su aprobación definitiva -publicada en septiembre- ya será un "éxito".

El alcalde de Vejer, Antonio Verdú (PSOE), que ha basado el futuro turístico del municipio en este plan durante la última legislatura, también aguarda paciente los movimientos del promotor. "Los bancos no dejan respirar y la financiación está congelada para todos", argumenta Verdú, que confía en el futuro del complejo hotelero junto a la Torre de El Palmar pese a sus retrasos. "No es una inversión de riesgo, porque estamos hablando de una de las mejores costas no sólo de Andalucía, sino del mundo", presume.

El complejo de Riera Marsá está proyectado en una parcela de 245.000 metros cuadrados en Malcucaña, junto al núcleo rural de El Palmar, con un índice de edificabilidad de 0,15 (metros cuadrados construidos por metro de superficie) determinado por la Junta de Andalucía para espacios de interés ambiental.

El plan contempla la construcción de dos hoteles de alta categoría de 480 y 200 habitaciones, explotadas en régimen de apartahotel. Los edificios se levantarán a 200 metros de la costa en perpendicular a la línea de playa. Serán de dos plantas, bajo más una, y recrearán, según los planes originales, una villa en la línea de Conil y Vejer. Entre la oferta complementaria, destaca un campo de golf de prácticas de nueve hoyos.

El Ayuntamiento, cuya última previsión fue iniciar las obras en el verano del año pasado, aún aguarda los beneficios económicos de un proyecto que promete emplear a 300 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios