Los proyectos del Barrio Alto llevan años en espera

  • Los colectivos presentan sus propuestas para optar a las ayudas europeas del Plan Urban

El próximo 31 de enero, el Ayuntamiento debería haber enviado ya al Ministerio de Economía, previa aprobación en pleno municipal, el proyecto final con el que se opta a la Iniciativa Urbana 2007-2013 (antes Plan Urban): unas ayudas europeas para revitalizar el Barrio Alto y Los Milagros, consideradas como zonas degradadas social y económicamente. Y la convocatoria se hizo pública en diciembre. Muy poco tiempo para elaborar un proyecto tan importante.

El corto plazo (menos de una semana) que les dio el Ayuntamiento a los colectivos sociales de la ciudad para que aportaran sus ideas al proyecto final ha obligado, a la mayoría, a entregar aquellas propuestas que ya habían redactado años antes y que nunca se llegaron a ejecutar, a pesar de que las administraciones públicas las tuviera entre sus manos. Algunos de los proyectos, incluso, con más de diez años de antigüedad. Como por ejemplo, la construcción de un centro de día para menores que propuso Prodeni en el 98, para la prevención de riesgos entre los más jóvenes. O los de Andad-Madres contra la Drogadicción, solicitados en el año 2000, como la creación de un centro de dinamización juvenil o la implantación de un piso de apoyo familiar.

Otros colectivos, como las dos asociaciones de comerciantes del centro, Acocen y Puertocentro, no tuvieron siquiera tiempo para redactar proyectos. Desde Acocen recuerdan que hace años entregaron un proyecto para remodelar la plaza de abastos, el cual, según su presidente, "en el Ayuntamiento ni siquiera saben dónde está". En Puertocentro, en cambio, aunque no les dio tiempo a rellenar la ficha con los detalles de sus propuestas, presentaron en el Ayuntamiento una carta de sugerencia en la que pedían, si se aprueban las ayudas europeas, que se invirtieran en la rehabilitación de viviendas de la zona, pues como apunta su presidente, "es la base para que luego se pueda mejorar la vida económica".

Cada asociación, evidentemente, propone ideas ajustadas a su filosofía, de modo que desde Comisiones Obreras se han presentado tres proyectos diferentes encaminados a la integración laboral (talleres de búsqueda de empleo, asesoramiento para inmigrantes y talleres de igualdad laboral). Desde la Asociación de Amigos de los Patios, presentan ideas relacionadas con la revitalización cultural y patrimonial (recorridos por los patios, uso de la ermita de Santa Clara, subvenciones para actividades culturales, creación de algo parecido a las casas rurales). Prodeni, además del centro de día de menores (similar al propuesto por Andad), también ha solicitado unos programas de integración para familias en exclusión social, con el objetivo de reducir el absentismo escolar y fomentar el asociacionismo entre otros fines. Del mismo modo, la Federación de Asociaciones de Vecinos (Flave) también apunta un taller dirigido al fomento de la participación ciudadana en asociaciones que traten de dinamizar los barrios, a través de charlas, campañas de sensibilización y jornadas. En Andad buscan también la implantación de las figuras de mediadores juveniles y monitores deportivos, que traten de dar salida a los jóvenes de los barrios afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios