Un joven resulta herido muy grave en otra reyerta en la zona de movida de Ubrique

  • Está hospitalizado en Sevilla, con la mandíbula desplazada; la Guardia Civil ha detenido por ello a tres vecinos de la localidad

Comentarios 6

La zona de la movida de Ubrique, conocida como Hipersol, ha sido escenario de un nuevo capítulo de violencia durante la madrugada de ayer domingo. Sólo dos semanas después de que se registrase una pelea multitudinaria, otro altercado este fin de semana se ha saldado con un herido que debió ser trasladado con pronóstico muy grave y tres detenidos.

Durante la madrugada de ayer, un joven natural de Ubrique sufrió una agresión que le provocó el desplazamiento de la mandíbula y cortes en la cara. Fue conducido al Hospital de Villamartín y desde allí debió ser trasladado hasta otro centro hospitalario de Sevilla, donde al cierre de esta edición permanecía estable recuperándose de las heridas.

La Guardia Civil detenía durante la jornada de ayer por estos hechos ayer a tres personas, también vecinos de Ubrique.

El altercado se produce cuando aún está reciente la pelea multitudinaria, ocurrida hace justo quince días, que se saldó con un herido grave por golpes con un bate de béisbol y otros diez leves por cortes de cristales y por ser atropellados pro el conductor de un coche que intentaba huir de la zona, tras romperle los cristales a su vehículo.

Después de esta reyerta, algunos jóvenes asiduos a la zona de la movida de Hipersol ya señalaron que estos incidentes son habituales cada fin de semana.

El delegado municipal de Interior del Ayuntamiento de Ubrique, José González, aseguró ayer que abordará esta cuestión con el alcalde, Javier Cabezas. Según anunció, su intención es convocar con carácter de urgencia la Junta Local de Seguridad "para plantear estos problemas y adoptar las medidas oportunas". En este sentido, desde el Consistorio se pretende solicitar a la Subdelegación del Gobierno que refuerce el número de agentes de la Guardia Civil en la localidad.

El altercado de este fin de semana ha coincidido con el conflicto laboral que enfrenta al gobierno municipal con la Policía Local. Desde la pasada semana como medida sindical los agentes han decidido no trabajar más horas extraordinarias hasta que no se negocie un nuevo convenio laboral. La Policía ha denunciado que cobran menos por la horas extras que otros trabajadores municipales, y reclaman mejoras.

En medio de esta situación, y según han confirmado fuentes policiales, cuando se produjo la llamada de emergencia este pasado fin de semana por el altercado de Hipersol tan sólo estaban de guardia dos agentes, uno de ellos en la Jefatura atendiendo el teléfono y el otro de patrulla, quien acudió junto a la pareja de la Guardia Civil a la zona. Los representantes sindicales de la Policía Local ya anticiparon días atrás esta problemática, indicando que "si hay sólo un agente de patrulla tendrá que esperar apoyo de la Guardia Civil, porque no irá sólo al matadero. En la zona de Hipersol ya nos han arrojado vasos y botellas en otras ocasiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios