El último temporal de levante provoca el derribo de muros en El Rinconcillo

  • Las últimas actuaciones municipales para ocultar las tuberías de suministro han quedado en nada

  • Los vecinos reclaman que se realicen obras para urbanizar las instalaciones

Pasear por la playa de El Rinconcillo es una carrera de obstáculos. El último temporal de levante registrado hace unos días ha vuelto a dejar al descubierto instalaciones de luz y de agua, registros, arquetas y lo que es peor, ha provocado el derrumbe de los muros en un par de viviendas. El espacio de arena ha quedado reducio a apenas un metro en algunas zonas de casas.

El temporal sufrido en la mitad del mes de marzo ya fue calificado de excepcional por los daños producidos en El Rinconcillo. El mar arrampló con las tuberías de esta parte del litoral. El viernes anterior a Semana Santa el Ayuntamiento inició los trabajos de arreglo, pero casi todo lo que se ha hecho desde entonces no ha servido para nada porque ha vuelto a quedar destrozado por los efectos del reciente temporal.

La afección a la red de tuberías constata que algo ha cambiado en la playa de El Rinconcillo. Tienen 50 años y en todo este tiempo no habían sido víctimas de los temporales. Ahora ya lo ha sido dos veces en pocas semanas.

José Luis, propietario de una vivienda cuyo muro ha caído por completo, cree que la acción del puerto ha cambiado mucho la dinámica de las mareas lo que está perjudicando gravemente la fisonomía de la playa.

"Son 22 metros de muro que se han venido abajo como consecuencia del último temporal. Repararlo me va a costar 12.000 euros y aún hay peligro de que siga derrumbándose las zonas que han quedado al aire", explicó.

El Ayuntamiento tiene preparado un proyecto para cambiar el trazado de la red. En la actualidad ya está prohibido que tuberías así pasen por la playa.

Esta es una de las principales peticiones que hacen los vecinos. Teresa, propietaria de una casa en la playa, se lamentaba del estado en que había quedado el litoral. "Lo que ocurre es que esto no está urbanizado y aparecen cables que ya ni siquiera llevan nada", añadió. Unos metros más adelante, Ana María -mientras retira la arena que se le ha colado en la terraza- reclama una limpieza integral de la playa. "Como no limpien todos los restos que ahora tenemos aquí acumulados luego vuelven a quedar bajo la arena", declaró mirando a un mar que ha dejado agua a apenas un metro de la puerta de su casa.

El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha explicado que los trabajos desarrollados ya habían sido de desvío de los conductos, y en parte también consistían en una reparación provisional manteniendo su ubicación por el momento, ya que no es una actuación sencilla puesto que el nuevo trazado tendría que ir además por propiedades privadas.

Lo hecho ha sido devorado por el mar, incluso la zona que se había regenerado con arena cara a Semana Santa. El alcalde destaca que en El Rinconcillo se están apreciando cosas que nunca se habían visto, como que el mar haya horadado la base del búnker de Los Ladrillos.

En el temporal de marzo las casas que hay en la zona del Botavara ya habían quedado en una situación parecida a la del búnker. En particular fue grave el caso de una de ellas, donde una de las habitaciones se resquebrajó por su parte inferior. El sistema dunar de El Rinconcillo también está en jaque, ya que el mar se ha comido algunas dunas.

El Ayuntamiento ya se planteó en marzo solicitar a la Junta de Andalucía un estudio batimétrico sobre El Rinconcillo que ayude a comprender la influencia del oleaje y las corrientes y ayude a sugerir alguna solución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios