Foro Joly con Alfonso Dastis . Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación

"Los trabajadores españoles no se verán perjudicados"

  • Dastis llama a usar el 'Brexit' para establecer "una relación más equilibrada" con Gibraltar

  • Insta a suprimir privilegios fiscales y perseguir el fraude cuando se ejecute la salida

Javier Chaparro, director de 'Europa Sur', y Alfonso Dastis, durante el Foro Joly. Javier Chaparro, director de 'Europa Sur', y Alfonso Dastis, durante el Foro Joly.

Javier Chaparro, director de 'Europa Sur', y Alfonso Dastis, durante el Foro Joly. / reportaje gráfico: jorge del águila

Comentarios 1

Hace seis meses que el Reino Unido dio el primer paso para iniciar el proceso de salida de la Unión Europea. A poco más de año y medio para que se produzca el temido Brexit son todavía muchos los interrogantes abiertos sobre la futura relación entre las partes en proceso de divorcio, su relación económica y los derechos que gozarán o dejarán de ostentar sus ciudadanos en el territorio contrario. En el caso del Campo de Gibraltar, se calcula que 10.000 personas cruzan cada día la Verja que separa La Línea de la Concepción de Gibraltar para llegar a sus puestos de trabajo y miran con incertidumbre hacia una negociación que puede dificultar el que durante las últimas décadas ha sido su modo de vida. A esas dudas respondía ayer el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, de forma rotunda: España quiere asegurar que "la relación social, económica y el bienestar de los trabajadores españoles que cruzan la Verja cada día no se van a ver perjudicadas por la negociación del Brexit". Y sobre su repercusión sobre la comarca campogibraltareña también lanzaba un mensaje optimista: La salida tiene que ser una oportunidad "para establecer una relación más equilibrada con Gibraltar".

¿En qué consiste esa relación más equilibrada? Muy cerca de la Verja, en el Palacio de Congresos y Exposiciones, el ministro explicaba en el marco de un Foro Joly que "tiene que haber una igualdad de condiciones para el ejercicio de la actividad económica, con una plena colaboración administrativa para perseguir cualquier actividad de fraude". También habría que suprimir "injustificadas situaciones de privilegio fiscal", destacó Dastis en el foro, patrocinado por Cajasol. Algo que repercutiría "en el mantenimiento del empleo y la mejora de los servicios públicos", consideró el ministro. También podría mejorar la colaboración de Gibraltar en esa materia, reconoció el titular de Exteriores.

"Nuestra voluntad es tener una relación más sana, que pasa por que no haya actividades ilícitas y por el respeto a las normas internacionales", incidió el ministro. Ya ha habido varias advertencias sobre la posibilidad de que Gibraltar entre en la lista de paraísos fiscales de la UE una vez salga de la Unión y "en este momento en el que todo el mundo habla de no mover beneficios de un sitio a otro para escapar de impuestos hay que establecer una base equilibrada, equitativa y razonable". "Y con seguridad colaborarán", aseguró.

En esa colaboración también podría entrar en juego otro elemento de discordia entre ambas partes de la Verja: el aeropuerto. Para el ministro Dastis, tras dos intentos fallidos para alcanzar un acuerdo de uso conjunto, ha llegado el momento de "hacer un tercer intento".

No obstante, para llegar a ese marco de colaboración futura todavía quedan varias fases en la casi recién iniciada negociación de la salida de Reino Unido, que se articulan bajo los principios de no poner en cuestión el proceso de integración europea y preservar los derechos de ciudadanos y empresas. En las primeras reuniones se ha avanzado parcialmente en derechos de los ciudadanos, incluso se ha llegado a un consenso para incluir estipulaciones para los trabajadores fronterizos en el acuerdo de salida, algo que podría afectar a los empleados campogibraltareños. Pero no ha habido avances en la liquidación financiera, la factura que tendrá que abonar el país saliente antes de dejar la UE y que Reino Unido cifra en 54.000 millones de euros. Y sin acordar esta parte no se podrá pasar a la segunda fase de las conversaciones, en la que se establecerá la futura relación entre ambas partes. El marco de relación futura parece abocado a un "arreglo transitorio".

Una vez que se alcance esa fase de negociación a futuro, reiteró Dastis, España tratará bilateralmente con Reino Unido el futuro de Gibraltar en la UE. Una petición española asumida por los 27 que en su momento "generó una reacción injustificada en Reino Unido", recordó el ministro, para quien esa propuesta no debería haber sorprendido tanto a los británicos, ya que cuando como consecuencia de la entrada de España en la UE se negoció un nuevo modelo de relación con Gibraltar, ya se hizo de forma bilateral.

Porque sobre lo que no hay ninguna duda jurídica, remarcó Dastis, es que Gibraltar tendrá que dejar la UE al mismo tiempo que lo haga Reino Unido. Y ante eso, remarcó el ministro, la propuesta de cosoberanía formulada por su antecesor sigue sobre la mesa sin olvidar la reivindicación histórica sobre la soberanía del Peñón. "Ahora, nosotros no estamos para forzar a nadie contra su voluntad", destacó en relación a las repetidas negativas del Gobierno gibraltareño al respecto. "Nuestro objetivo es únicamente asegurarnos un marco de negociación actual que garantice que no ocurre nada que perjudique nuestra situación, los intereses de España en relación con Gibraltar y el Campo de Gibraltar".

En ella, espera que no haya visados para cruzar las fronteras, como en alguna ocasión se ha sugerido desde instituciones británicas. Algo que dificultaría un paso por la frontera que el Ministerio quiere mantener fluido, para "no entorpecer la situación de las personas que viven en el Campo de Gibraltar y menos de los que trabajan diariamente", pero que se encontrará con los problemas propios de las fronteras exteriores de la UE.

Por otra parte, destacó el ministro, el Gobierno también trabajará para cubrir las aspiraciones de mejora existentes en el Campo de Gibraltar, "que hay que atender con Brexit o sin Brexit", aseguró. "Tenemos que saber aprovechar todas las oportunidades económicas que ofrece el Campo, que son muchas y buenas y ahí están el puerto de Algeciras, la pujanza del turismo de Tarifa, la Asociación de Grandes Industrias (que es el mayor empleador en la zona) o el proyecto de Gran Marina del Estrecho aquí en La Línea". Para ello, reconoció, es vital la mejora de las infraestructuras. Y en esa materia aprovechó el Foro Joly para anunciar que se va a licitar la asistencia técnica para redactar el anteproyecto del ansiado desdoble entre Tarifa y Algeciras, el último tramo que queda de carretera convencional de la N-340.

No hay novedades en cambio en otra de las demandas formuladas por el Campo de Gibraltar, formalizada en el documento que el pasado año los alcaldes de los siete municipios, agrupados en la Mancomunidad campogibraltareña, entregaron a José Manuel García-Margallo: el establecimiento de un estatuto fiscal especial. "No me consta que haya nada en los presupuestos" del próximo año, aseguró el ministro a preguntas del director de Europa Sur, Javier Chaparro. Aunque se está estudiando la fórmula "para que sea posible conceder ventajas fiscales" respetando la legislación existente, aseguró Dastis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios