San Fernando

El tren-tranvía volverá a recorrer la calle Real tras dos años y medio

  • Las pruebas funcionales con las  unidades fabricadas recalarán esta semana en La Isla 

El tranvía regresará esta semana a La Isla. Dos años y medio después de aquellas primeras pruebas dinámicas que se llevaron a cabo en noviembre de 2014 y que permitieron ver a la primera unidad fabricada en circulación, el tren-tranvía volverá en estos días a exhibirse por la calle Real para completar las pruebas previas a su puesta en servicio, prevista para este año.Estas pruebas, que arrancaron la semana pasada en el trazado urbano de Chiclana, se llevarán inicialmente en horario nocturno. Hasta la jornada del miércoles –si no hay contratiempos y se cumple el plan de trabajo previsto– no podrá verse el tranvía circular por la calle Real a plena luz del día, por lo que hasta mediados de la semana estos nuevos ensayos pasarán bastante desapercibidos para el grueso de la población.Según la Agencia de Obra Pública de Andalucía, se trata de testar las cinco unidades del tren-tranvía que actualmente –y desde el pasado mes de septiembre– se encuentran en las cocheras de Chiclana (hay fabricadas otras dos más pero están en el norte de España completando las pruebas de homologación). Concretamente, cada una de estas unidades tiene que completar unas pruebas funcionales –para comprobar su correcto funcionamiento– antes de entrar en servicio. Y eso es lo que ahora, con un notorio retraso puesto que estas pruebas estaban previsto iniciarse en septiembre del año pasado, se va a llevar a realizar. En estos ensayos que se llevarán a cabo durante la próxima semana –mientras que en el norte de España se completa la homologación de las restantes unidades– habrá, primero, una comprobación física para verificar que las unidades fabricadas se adaptan bien al trazado y al gálibo de la catenaria y circulan bien. Es, básicamente, algo que ya se hizo en noviembre de 2014, cuando se completaron más de mil kilómetros en pruebas. Ahora, no obstante, debe hacerse con todas las unidades disponibles. Aunque la gran novedad que aportarán estas pruebas que ahora se llevarán a cabo radica en la comprobación de los sistemas de señalización y regulación semafórica que se han instalado a lo largo de todo el trazado y que permitirán al tranvía circular por todo el tramo urbano de San Fernando y por sus principales accesos –los nudos de la Venta de Vargas y de La Ardila– junto al tráfico rodado habitual, lo que no deja de ser una cuestión complicada. Especialmente, porque aunque estos semáforos y señales llevan ya varios años instalados en La Isla, nadie hasta ahora les ha hecho caso alguno puesto que no se esperaba cruzar con un tranvía.El miércoles, en el que está previsto que circule de día, será la prueba de fuego. También, durante los próximos días se verificarán los sistemas de velocidad y de control y comunicaciones de este nuevo medio de transporte metropolitano. De hecho, el recorrido de las distintas unidades se seguirá atentamente desde el puesto de control central que está en las cocheras de Chiclana a través de las cámaras que se reparten a lo largo del recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios