Nuevos avances definen el futuro de la reproducción asistida

  • La vitrificación, desde el punto de vista tecnológico, y los servicios de apoyo psicológico, desde el asistencial, definen las nuevas perspectivas en este campo.

De la evolución de la pirámide de población española se deduce que en diez años se reducirá en más de un 15% las mujeres en edad fértil. El deseo de gestación en el modelo social imperante hace que se posponga la edad de la maternidad hasta mas allá de 35 años lo que supone una dificultad añadida al hecho de ser madre. Según explica el doctor Alejandro González, director de las Clínicas de Reproducción Asistida Recoletos, en Jerez y Cádiz, "hay que transmitir la información necesaria para que se tomen las decisiones con conocimiento de causa. Muchas personas no saben que el pico de máxima fertilidad esta en los 27-28 años y que a partir de ahí declina la posibilidad de gestación fundamentalmente por una merma en la calidad de los óvulos". Existe la opción de la vitrificación de ovocitos en edades jóvenes para su uso posterior. Según González, "a pesar de los avances no deja de ser una opción que no tiene unas tasas de éxito lo suficientemente contrastadas para que sea una técnica de elección". En su opinión, habría que potenciar políticas de ayuda a la familia que permita a las parejas conciliar su vida laboral con la familiar y permitir o facilitar la maternidad en edades más tempranas.

Existe un impacto emocional en las parejas que se someten al proceso. "El mayor impacto emocional al que nos enfrentamos es el de saber que seguramente ésta es nuestra única oportunidad, y que tal vez debemos repetir más de un ciclo de fecundación para conseguirlo", explica González. Algunos centros, como el que él dirige, ofrecen soporte emocional. "Todas nuestras pacientes junto con sus maridos, en su primera visita a nuestro centro, son atendidas por nuestra psicóloga en una entrevista personal. Se les escucha y se valoran los recursos con los que la pareja cuenta para afrontar tanto su situación de infertilidad como el tratamiento en sí", matiza el experto.

El abanico de posibilidades se ha ampliado en los últimos años. Hoy en día gracias a los beneficios que aporta la vitrificación de óvulos; se ha abierto un nuevo campo de actuación dentro de la Reproducción Asistida, que no sólo pueden aprovecharlas aquellas mujeres jóvenes diagnosticadas de cáncer que van a recibir quimio o radioterapia o pacientes con enfermedades autoinmunes que van a ser tratadas con citotóxicos, si no en general todas aquellas mujeres que por la razón que sea (cuestiones laborales, búsqueda de mejor estabilidad socioeconómica o sin deseo gestacional en ese momento ) desean posponer su maternidad. "Debido al alto porcentaje de supervivencia de los óvulos que han sido sometidos a vitrificación, las tasas de embarazo con embriones vitrificados procedente de dichos óvulos no difieren de las tasa de embarazo con embriones vitrificados que proceden de óvulos que no han sido sometidos a vitrificación, lo que sí reduce es el número de embriones que se vitrifican por ciclo", explica el doctor González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios