Sevilla

El Virgen del Rocío vigilará la tuberculosis en Andalucía occidental

  • El hospital se convierte en centro de referencia para controlar los posibles brotes en Sevilla, Huelva y Cádiz

El Hospital Virgen del Rocío vigilará todos los posibles brotes de tuberculosis que tengan lugar en Sevilla, Cádiz y Huelva. El laboratorio de Microbiología del centro hospitalario se encargará de realizar los estudios convencionales y moleculares de las bacterias que provocan la enfermedad con el objetivo de detectar de manera precoz un posible contagio de tuberculosis en la población. El Virgen del Rocío se convierte así en el centro de referencia para Andalucía occidental para el tratamiento de la tuberculosis. Para el resto de Andalucía, la Consejería de Salud ha designado como centros de referencia al Reina Sofía de Córdoba y al Hospital Costa del Sol de Málaga.

Hasta la fecha los estudios más exhaustivos para realizar un control epidemiológico de la tuberculosis estaban centralizados en el Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda, pero a partir de ahora con los nuevos cometidos asignados al Virgen del Rocío, "se podrá detectar de manera más precoz los brotes", explica Javier Aznar Martín, jefe del servicio de Microbiología del hospital sevillano y catedrático de Microbiología por la Universidad Hispalense.

El laboratorio del Virgen del Rocío tendrá capacidad para realizar análisis de las cepas de la tuberculosis que son resistentes a determinados fármacos con la meta de diseñar el mejor tratamiento contra este grave problema de salud. Otra misión del laboratorio será "estudiar cómo se transmite la enfermedad para impedir un posible contagio", añade el doctor Aznar. Estos cometidos los realizará el Virgen del Rocío con la colaboración de la Universidad de Sevilla.

La tuberculosis es una patología que se cura en la mayoría de los casos cuando se detecta precozmente y los pacientes reciben la medicación adecuada. El diagnóstico y el inicio del tratamiento precoz de la enfermedad es fundamental para su evolución y la prevención de nuevos casos. En la actualidad, España y Portugal son los países más afectados de la Unión Europea (UE) por tuberculosis, a gran distancia de su incidencia en otros países como Alemania, Francia, Holanda o Reino Unido. En el caso de Andalucía, la incidencia de esta enfermedad se cifra en 15 casos por cada 100.000 habitantes.

La tuberculosis se transmite de persona a persona, por vía respiratoria (partículas de secreciones respiratorias). Y en casos más raros, por la ingestión de productos lácteos contaminados. La mayoría de las personas se infecta en la infancia y no presenta cualquier tipo de síntomas, pudiendo quedar el bacilo en estado de latencia durante meses, años o toda la vida, mientras que el enfermo no sufra una alteración drástica en la inmunidad con disminución de las defensas. El doctor Aznar explica que la enfermedad puede reaparecer en el transcurso de los años tras el contagio. Las alertas de la sanidad pública se disparan, no obstante, cuando la tuberculosis se manifiesta de forma activa, es decir, cuando "se transmite de una persona enferma a otra sana". Es en estos casos es cuando se requiere aislar al paciente "para someter a estudio la cepa que ha generado la enfermedad para impedir nuevos contagios", añade el especialista.

Al convertirse el Virgen del Rocío en hospital de referencia para realizar los análisis de las cepas los plazos para detectar un posible brote se reducirán considerablemente. Mediante métodos moleculares el diagnóstico se realiza en un día, mientras que el procedimiento convencional requiere al menos siete días.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios