Los deportes de nieve exigen proteger los ojos de la radiación solar

  • El exceso de exposición al sol provoca inflamaciones oculares.

Comentarios 1

Con la llegada de la nieve, el Colegio de Óptico-Optometristas de Andalucía, Ceuta y Melilla recuerda que la falta de protección de la visión durante la práctica de deportes de nieve, como esquí, snowboard o patinaje sobre hielo, puede producir la denominada ceguera de la nieve. Según Blanca Fernández, presidenta del Colegio, se trata de "una inflamación del tejido que cubre el blanco del ojo y la parte interior de los párpados (oftalmía), y de la córnea (queratitis).

Este problema suele afectar a alrededor del 20% de los usuarios que practican actividades en la nieve". Asimismo, explica que la luz del sol, al reflejarse en la nieve, hace que estemos expuestos a una gran cantidad de radiación ultravioleta. Una importante penetración de esta nociva radiación podría producir la conocida ceguera de la nieve.

Este problema, aunque no implica pérdida de visión, puede dar lugar a corto plazo a síntomas como dolores de cabeza, conjuntivitis o fotofobias anormales, y a largo plazo, a cataratas y problemas en retina antes de los 50 años.

Los síntomas son un fuerte dolor, la sensación de tener arena en los ojos, lagrimeo, intolerancia a la luz y espasmos de los párpados al contacto con la claridad, así como disminución de la agudeza visual y ojos rojos.

"Para disminuir el tiempo de duración de los síntomas de la oftalmia es aconsejable cerrar los ojos y permanecer en reposo en un lugar oscuro, o utilizar gafas muy oscuras o vendaje ocular, no frotar los ojos y evitar las lentillas durante algunos días, además de acudir a la mayor brevedad posible a un especialista de la visión", explica la Fernández.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios