sanidad

"La enfermedad más grave para nosotros es la pobreza"

  • José Rodríguez Sendin, presidente de la OMC, subraya los condicionantes sociales en la salud.

Comentarios 1

"La enfermedad más grave a la que nos enfrentamos los médicos es la pobreza" y las "profundas fracturas sociales" existentes en la actualidad "repercuten gravemente en la salud de la población y en la capacidad de respuesta del SNS". Así de rotundo se expresó el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodriguez Sendin, en una conferencia sobre lod determinantes sociales y políticos de la Salud que pronunció en el Club Siglo XXI, donde detalló lo que, en su opinión, está pasando en relación a la salud como consecuencia de los cambios producidos por las crisis y las decisiones políticas que se han tomado.

El doctor Rodriguez Sendín fue presentado por el doctor Miguel Vilardell, "médico comprometido con la profesión y sus valores y el SNS", según dijo el presidente de la OMC, con el que compartió, desde la lealtad, "diferencias y acuerdos" como presidente que fue durante cuatro años del Colegio de Médicos de Barcelona.

Ante un auditorio con representantes de la sanidad española, de colegios, sociedades científicas, autoridades de las Administraciones públicas y diversas organizaciones, habló más que de "determinantes sociales y políticos de la salud" de "determinación social y política de la salud" que supone -afirmó- una "acción consciente, dirigida y tolerada que tiene alternativas".

En esta clave, Rodriguez Sendin dijo que la "determinación social y política más nefasta" es la mala distribución de la riqueza como consecuencia de la "avaricia y de los mecanismos ineficaces para paliar las desigualdades". Todo ello origina, en su opinión, la "enfermedad más grave conocida que es la pobreza y su amplísima gama de expresiones".

Para el presidente de la OMC, "las rentas del capital financiero especulativo están absorbiendo las rentas del trabajo", incluidos aquellos de más alta cualificación, como los médicos, y también las de las empresas de la economía real, originando "profundas fracturas sociales y pobreza que repercuten gravemente en la cohesión social, en la salud de la población y en la capacidad de respuesta del SNS".

Expresó su "profunda preocupación" por lo que calificó de "excesos codiciosos del mundo financiero y otros desordenes del comportamiento con riesgos para la salud de una parte de la sociedad", así como por la "disminución de la calidad asistencial o de la cobertura de necesidades básicas, junto al grave problema del desempleo y el empobrecimiento de buena parte de la población".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios