Rocío Díaz. embrióloga responsable de banco de ovocitos en CEIFER Biobanco

"La madre es la madre; la donante simplemente aporta su óvulo"

  • La doctora explica que "según la epigenética, la expresión, es decir, la manera en que se activan los genes depende de sustancias que aporta la madre durante el embarazo"

La embrióloga Rocío Díaz, bióloga especialista en embriología y responsable del banco de ovocitos. La embrióloga Rocío Díaz, bióloga especialista en embriología y responsable del banco de ovocitos.

La embrióloga Rocío Díaz, bióloga especialista en embriología y responsable del banco de ovocitos. / d.s.

Cada día son más frecuentes los tratamientos de reproducción asistida en los que se emplean óvulos procedentes de donantes. Es lo que se conoce como Ovodonación u Ovodón. Para saber un poco más sobre esta práctica hemos contactado con el primer banco de óvulos y espermatozoides de Andalucía, CEIFER Biobanco, donde nos ha atendido Rocío Díaz, bióloga especialista en embriología y responsable del banco de ovocitos.

-¿Por qué son cada vez más frecuentes los tratamientos con óvulos de donante, Rocío?

-En primer lugar, porque el estilo de vida de la sociedad ha cambiado. Es decir, cada vez más mujeres, por múltiples razones, desde mi punto de vista positivas, ven cómo su maternidad se retrasa. Esto hace que su fertilidad descienda entre otras razones porque a medida que pasa el tiempo nuestra reserva ovárica se va reduciendo y los óvulos, que son los mismos desde que nacemos sin que se produzcan nuevos durante la vida, van envejeciendo, con lo que su funcionamiento se ve afectado negativamente. Ante situaciones de este tipo se hace necesaria la sustitución de los óvulos propios por óvulos procedentes de donante.

Por otra parte, debido a que la vitrificación o criopreservación de ovocitos y embriones es una técnica relativamente novedosa que poco a poco se va perfeccionando y popularizando en los centros de reproducción asistida. Particularmente considero que es uno de los grandes logros de la ciencia, pues hemos sido capaces de "congelar" y "descongelar" células manteniendo su funcionalidad y propiedades.

La ciencia ha logrado "congelar" y "descongelar" células manteniendo su funcionalidad"

-Pero entonces, si no se emplean tus propios óvulos, ¿de quién es el niño?

-El bebé es de sus padres, esto es indudable; pues el óvulo, aunque muy importante, es únicamente uno de los muchos elementos que confluyen en el mágico proceso de gestación de un bebé.

Cada ser humano tiene 46 cromosomas representados en el núcleo de cada una de sus células, 23 son aportados por el varón y 23 por la mujer. Estos elementos definen la expresión de las células o sea, cómo son las células y por extensión cómo somos las personas. Efectivamente, los cromosomas aportados por la mujer cuando hacemos ovodonación, proceden de la donante. Pero según nos enseña una de las líneas más avanzadas de la genética denominada epigenética, la expresión -es decir, cómo se activan los genes- depende de sustancias que aporta la madre durante el embarazo. Por tanto, una vez que el embrión generado in vitro se encuentra en el útero de la madre, existe un importante vínculo madre-embrión, vínculo que afectará al desarrollo embrionario y que definirá cómo será el bebé.

En resumidas cuentas, aunque parte del código no sea de los padres, cómo se expresa este código depende de la madre.

Todo esto desde un punto de vista científico, pero yo creo que la definición de padres que más importa comienza en el momento en el que el niño nace. Para mí sus padres son las personas que lo cuidan, lo protegen, lo educan y lo aman… independientemente de la biología esos son sus padres pues esos son los factores que por encima de los códigos genéticos nos hacen ser la persona que somos.

Los requisitos para ser donante de óvulos es tener entre 18 y 35 años y un buen estado de salud físico y mental

-¿Se puede elegir a la donante? ¿se puede conocer su identidad?

-En España la donación de óvulos es absolutamente anónima. No se puede conocer a la donante en ningún momento ni seleccionar sus rasgos. La madre es la madre y la donante simplemente aporta su óvulo, por lo que éticamente no consideramos adecuado que se pueda conocer su identidad. El equipo clínico debe asignar una donante que se parezca al máximo a la madre. Ellos son los que seleccionan a la donante y el criterio consiste en maximizar su compatibilidad.

-¿Qué requisitos debe cumplir una donante para poder donar? ¿Cómo puede hacerlo?

-Básicamente tener entre 18 y 35 años y un buen estado de salud físico y mental.

Mi recomendación para hacerse donante óvulos es informarse en una de las plataformas existentes para ello. Por ejemplo en www.easydona.com encontrarán información completa sobre el procedimiento, la compensación y podrán solicitar información adicional. Donar tiene un inmenso valor, debes tener en cuenta que si no fuese por las personas que deciden compartir sus ovocitos, muchísimas mujeres no podrían ser madres.

"En España la donación de óvulos es anónima. No se puede conocer a la donante en ningún momento"

-Volviendo a los tratamientos, desde tu punto de vista ¿qué requisitos debe cumplir un centro de reproducción asistida para ofrecer tratamientos de ovodonación? ¿Se atreve a recomendar alguno?

-No sé si es por degeneración profesional, pero para mí la clave en este servicio se centra en el laboratorio. Cualquier centro de reproducción asistida que cuente con un laboratorio de embriología tecnológica y profesionalmente actualizado y potente, que sea capaz de realizar vitrificación, desvitrificación, fecundación y cultivo embrionario cumpliendo con rigurosidad los protocolos científicos y tratando cada proceso como el único, es un centro en el que podemos confiar. En Sevilla, sin desmerecer al resto, me atrevo a recomendar MASVIDA Reproducción, un centro con el que colaboramos desde hace años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios