oncología

La población desconoce la gravedad del cáncer colorrectal

  • Una encuesta revela que, pese al ser el cáncer de mayor incidencia, es muy poco conocido

Emilio Iglesia, de EuropaColon España; Carmen González, de Fundación Merck Salud y el oncólogo Alfredo Carrato. Emilio Iglesia, de EuropaColon España; Carmen González, de Fundación Merck Salud y el oncólogo Alfredo Carrato.

Emilio Iglesia, de EuropaColon España; Carmen González, de Fundación Merck Salud y el oncólogo Alfredo Carrato. / m. g.

El cáncer colorrectal afecta a alrededor de 105.000 pacientes, con más de 40.000 nuevos diagnósticos al año y con unos 14.000 fallecimientos anuales. Es el cáncer con mayor incidencia en la población española, y sin embargo, es uno de los que más se desconoce. Es por ello que, desde la Fundación Merck Salud, se ha elaborado una encuesta a 1000 españoles sobre su conocimiento respecto de los tipos de cáncer en general, y del colorrectal en particular. Según Carmen González, presidenta ejecutiva de la Fundación Merck Salud, "un 97% conocían el cáncer de mama y un 95% el cáncer de pulmón, sin embargo, solo el 74% conocía el cáncer colorrectal y un 42% el cáncer de cabeza y cuello". De hecho, del porcentaje que conocía el cáncer colorrectal, el 91% lo localizaba en el colon, pero solo el 69% conocía que también podía estar en el recto.

Así, Emilio Iglesia, presidente de EuropaColon España resumía que "esta encuesta confirma lo que ya sabíamos, que el cáncer se conoce mucho, pero el colorrectal se conoce poco", reivindicando el papel de las asociaciones de pacientes específicas en cada tumor, para informar y formar a pacientes y familiares. La población sí sabe que no siempre se trata de una enfermedad mortal, que no tiene por qué ser hereditario y que la diabetes y la obesidad son factores de riesgo. Sin embargo, según el doctor Alfredo Carrato, catedrático y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, se sigue creyendo en algunos falsos mitos. Por ejemplo, en el uso de plantas o alimentos que se cree que pueden mejorar la evolución del cáncer, cuando "en ocasiones, estos que parecen inocuos, pueden influir en la toxicidad y en la eficacia de los tratamientos". A este mismo respecto, Emilio Iglesia apuntaba que la relación con el médico es clave en esa formación al paciente, ya que sigue siendo la fuente de información más valorada (la primera para el 94% de los encuestados), gracias también a que "los médicos están cada vez más implicados en el aspecto social de la enfermedad".

Los estilos de vida y el envejecimiento de la población han incidido en su aumento

A modo de resumen, Alfredo Carrato insistía en que se trata de una patología cuya incidencia va en aumento, debido al envejecimiento de la población y a los estilos de vida pocos saludables. La clave para mejorar las cifras de esta enfermedad están tanto en la prevención, como en el diagnóstico precoz. Es por ello que una de las reclamaciones de médicos y pacientes es que se ponga en marcha un sistema de cribado efectivo a nivel nacional. "Todo español debería hacerse un test de sangre oculta en heces a partir de los 50 años", que es la edad en la que empiezan a aparecer pólipos de forma natural, que podrían derivar en una lesión cancerosa. Si bien a día de hoy el 25 % de los diagnósticos de cáncer colorrectal, es en fase metastásica, el objetivo es conseguir hacer una detección temprana, para disminuir esta cifra, lo que según Iglesia "supondría unas 4.000 muertes menos".

La cuestión es que actualmente no existe un cribado para toda España, sino que depende de cada Comunidad Autónoma, habiendo algunas más adelantadas como País Vasco, La Rioja, Navarra y Cantabria, otras más atrasadas como Valencia y otras en proceso como Madrid.

Otro aspecto es el conocimiento en cuanto a biomarcadores, que conocían el 43% de los encuestados y sobre las biopsias líquidas, que desconocían el 80%. Si bien los biomarcadores ya son más conocidos, por permitir utilizar técnicas de precisión dirigidas a características particulares biológicas del tumor de cada paciente, las biopsias líquidas son algo más novedoso. Se trata de una prueba diagnóstica no invasiva, que se realizan a través de una simple extracción de sangre, que mediante técnicas avanzadas permiten detectar el ADN del tumor y sus posibles mutaciones, para saber, por ejemplo, si el paciente es candidato a terapia de precisión, o para tener información en tiempo real sobre la remisión o no de la enfermedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios