"La Amargura sigue siendo la hermandad de mi vida"

Es el primer cofrade en este año, como corresponde al que es el pregonero de la Semana Santa. Su elección por parte de la Unión de Hermandades fue toda una sorpresa porque ciertamente su nombre no entraba en ninguna de las quinielas. Fue hermano mayor de La Amargura y ahora es el presidente de la Mortaja

-Restan 57 días para el pregón ¿cómo lo lleva?

- Estoy aproximadamente al 70 % del borrador. Una vez terminado, le daré los retoques necesarios.

-En su presentación dijo que no esperaba este nombramiento ¿Ya se lo cree?

-Es lógico que a estas alturas sea consciente de que me toca hablar de la Pasión del Señor para todo Jerez.

-¿Cómo es la vida cofrade del pregonero?

-Sigue siendo la misma, con la responsabilidad de tener que hablar del Hijo de Dios.

-Hay ciertas 'voces' que no le aprobaban ¿Por qué esa animadversión?

-No creo que sea animadversión, sino desconocimiento para lo bueno y lo malo, ya que las personas que opinan en internet tienen una media de 20 a 25 años, y yo he sido un hombre no dado a dar charlas de Hermandades. Luego falta el conocimiento de mi persona.

-Su dedicación está a hora en la Mortaja ¿En qué momento se encuentra?

-En un momento ideal, ya que paso a paso, intentamos seguir las bases que en su día nos propusimos y éstas, se van consiguiendo.

-¿Se ha logrado 'quitar' la etiqueta de que sois un grupo de 'mosqueados', si me permite la expresión, o eso es historia?

-Nunca fuimos " mosqueados". Pero posiblemente incomprendidos. Mi lema es el respeto y creo que éste debe de hacer hermandad.

-¿Y la Amargura?

-La Amargura o Flagelación sigue siendo la hermandad de mi vida.

-Volviendo al pregón ¿Será al uso o aprovechará la ocasión para decir muchas cosas?

-En el pregón suele volcar uno el corazón, pero no hay que olvidar que el Villamarta se utiliza para hablar de la Pasión del Señor.

-En lo estético ¿qué llevará al Villamarta, la cruz de La Mortaja o la de La Amargura?

-Como ya se dijera en su día, la cruz y los complementes que estén en el Villamarta, serán si Dios lo quiere de la Sagrada Flagelación y María Santísima de la Amargura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios