Soberano Poder

Coraje costalero desde La Granja

  • Una presidencia de nazarenos del Cristo del Amor figuró entre el cortejo, invitados por la hermandad

Comentarios 1

Al hecho de que la jornada del Miércoles Santo se haya convertido en la más completa de nuestra Semana Santa, tanto por el número de hermandades en la calle como por el diferente corte de cada una, ayer se añadían las ganas que había de ver cofradías en la calle después de la desilusión de un Martes Santo sin procesiones.

Afortunadamente, la probabilidad de lluvia bajó considerablemente con respecto a la jornada precedente. Eso motivó que la hermandad del Soberano Poder se echara a la calle a la hora prevista, las tres menos cuarto de la tarde, para satisfacción y tranquilidad de Daniel Gil, el hermano mayor, que se estrenaba este año en el cargo.

A esa hora en la plaza Ronda apenas cabía un alfiler. La original cruz de guía se abre paso entre el público. A pesar de que el cortejo lo conforman un buen número de nazarenos, da la sensación de que no crecen tan deprisa como debieran más si cabe el tirón que la hermandad tiene en el barrio.

Destacó la presencia de una presidencia con nazarenos de la hermandad del Cristo del Amor, invitados por la del Soberano Poder tras no poder hacer estación de penitencia el pasado Martes Santo.

Cuando la Agrupación de la Sentencia comenzó a interpretar La Saeta, justo antes de ponerse el paso de misterio en la calle, un rayo de sol iluminaba el flamante nuevo dorado del paso del Señor del Soberano, que poco a poco se va terminando de completar. Sonoro aplauso mientras suena el himno y nueva marcha, Mi cristo de Bronce, muy bien trabajada por la cuadrilla de Raúl Rodríguez.

Tras abandonar La Granja, un largo recorrido hasta el centro pasando por anti estéticas avenidas para el paso de una cofradía como Fernando Portillo, Europa o Caballería. Ya en Carrera Oficial el Soberano se lució con arte a los sones de La línea del tiempo, una originalísima composición musical que reúne las marchas más representativas de La Sentencia a lo largo de sus 30 primeros años de vida. Nada menos que 18 minutos de marcha. Olé por la banda y por la cuadrilla.

Ahora, la hermandad ya tiene puesta su mente en el próximo mes de mayo, cuando se bendecirá a su otra titular, la Virgen de las Mercedes, y muy probablemente bajo palio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios