El Domingo de Ramos tuvo su comienzo en la Catedral

  • El obispo diocesano bendijo las palmas en el Beaterio · En la procesión de palmas se contabilizaron casi 200 participantes

Es el domingo mas especial del año y cuya liturgia eclesial y cofrade llena de ambiente templos y calles de gente deseosa de empaparse de Semana Santa, de estrenar emociones y sensaciones.

Dentro del capitulo religioso, la bendición de palmas y olivos tuvo ligar en Las Angustias y en la Estrella, con la Escuela de San José, capilla y patios, completamente llenos.

En la Catedral tuvo lugar la celebración central de la jornada presidida por el prelado jerezano, monseñor José Mazuelos, una cita que se abrió con la procesión de palmas por los alrededores del templo, se puso en marcha en el patio del cercano colegio del Beaterio con la bendición e inicio de una procesión que, camino del primer templo diocesano, ha contado con la presencia de casi 200 palmas en un cortejo cerrado por una decena de sacerdotes y el obispo diocesano, monseñor José Mazuelos. En su homilía, el prelado dijo en relación con el inicio del tiempo e la Pasión que "se nos invita a todos en entrar en este misterio de amor de Dios", añadió aludiendo a uno de los cánticos de la celebración, 'Humilde entró el Señor en un asno': "Con esa humildad sigue entrando porque nosotros no recordamos sino que actualizamos, y lo actualizamos en este sacramento de la Eucaristía, en la alegría de la Pascua y en la entrega de Dios por nosotros".

"A partir de ahora no estamos solos ante la muerte y el sufrimiento", dijo Mazuelos recordando que "pequeño entró en un asno y pequeño viene en el pan y en el vino, pero con la fuerza del mismo Dios". Y recomendó que, al igual que "María guardaba todas las cosas en el corazón, guardemos nosotros esta Pasión, meditémosla durante esta Semana Santa y cuando veamos esas páginas de la Pasión que son las cofradías introduzcámonos en ella porque todas ella".

La siguiente cita del programa litúrgico de la Catedral para esta Semana Santa será la Misa Crismal que tendrá lugar mañana, Martes Santo, a las 11 horas, cita que reúne a todo el presbiterio diocesano. Presidido por el obispo, la celebración acogerá también, como es tradición, la bendición de los Santos Óleos que todas las parroquias diocesanas recogerán para la administración de los sacramentos a lo largo del año.

Además de esta Misa Crismal seguirán otras celebraciones en la Catedral como la eucaristía del Jueves Santo y Viernes Santo a las 17 horas, la Vigilia Pascual el Sábado Santo a las 22.30 horas y la eucaristía de la Sagrada Resurrección el 24 de Abril, Domingo de Resurrección, a las 13 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios