Paz de Fátima

Estreno con nota y sueños cumplidos en La Constancia

  • La Paz de Fátima realizó por primera vez estación de penitencia hasta la Catedral

Comentarios 1

Cuántos sueños cumplidos y que satisfacción la de los hermanos de la Paz después de su primera estación de penitencia ayer hasta la Santa Iglesia Catedral. Lo único que se les puede decir es enhorabuena. Enhorabuena porque lo han conseguido tan sólo seis años después de que fuera erigida hermandad por el por entonces obispo de la diócesis, Juan del Río. Desde entonces y hasta aquí, en un tiempo récord, la hermandad ha conseguido tener un amplio, ordenado y elegante cortejo de nazarenos, un rico altar de insignias, un paso de misterio que cuando esté concluido dará que hablar y, lo que más ha sorprendido a muchos: Han sabido poner en la calle en su estreno en la Carrera Oficial a su otra titular, la Virgen del Refugio, bajo su propio paso de palio, algo que supone un hito en el mundo cofrade jerezano.

Pero todo esto, por mucho que parezca milagroso, no lo es. Ahí está el trabajo a conciencia de los cofrades de La Constancia, ejemplo a seguir no sólo para aquellas agrupaciones que sueñan con llegar a ser hermandad  en un tiempo más o menos lejano, sino también para algunas hermandades con años y años sobre sus espaldas.

Pendientes del cielo lo justo y necesario, después de conocer los favorables partes meteorológicos, se estrenaba la hermandad en el Lunes Santo jerezano cinco minutos antes de las cinco de la tarde. Qué mejor hora para un barrio torero como La Constancia. 

Con el himno y Pasa la Virgen del Refugio se ponía en la calle la cruz de guía. “Son veintitantos años esperando este momento”, dice Jesús Caro Barea antes de dar la primera levantá al misterio todavía dentro del templo. Aún llamaría una vez más a sus hombres antes de poner en la calle el bonito misterio del Desprecio del Pueblo. “No olvidarse del momento de hoy, que nos va a quedar marcado para toda la vida”, les dice un emocionado Jesús Caro a los suyos antes de que el misterio empezara a adentrarse por la barriada de España. Minutos más tarde, sería la Virgen del Refugio la que se pusiera en la calle a los sones del himno nacional y con un chorreón de sol dándole la bienvenida al Lunes Santo jerezano.

Ya en Cristina, los palcos recibían con aplausos a los dos pasos. El del misterio entraba a los sones de la Marcha Real, justo cuando se soltaban varias palomas. El de la Virgen del Refugio lo hacía con Estrella Sublime.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios