soberano poder

Fuerza cofrade desde La Granja

  • El paso salió terminado en el dorado al completo, resplandeciendo en una magnífica tarde

Comentarios 1

La Granja queda lejos, my lejos. Desde allí llegaron un año más hasta la Catedral, superando muchos kilómetros de recorrido sin temor alguno a las distancias. Pero eso ya es historia de la Semana Santa, que viene de cuando esta hermandad rompió la geografía cofrade y lo que muchos pensaban que era un imposible, ellos los hicieron posible gracias a una buena organización que ha dado sus frutos en un amplio cortejo, precioso y bien formado desde que salen hasta que se recogen, apuntando las tres de la madrugada.

El paso salió resplandeciente, totalmente dorado, un trabajo que ha llevado varios años y que en este 2018 dan por finalizado. Ese enorme 'barco' deslumbró a los que llenaban la calle Huelva para ver salir a esta hermandad a una hora temprana. Tras el repertorio que desplegó la agrupación de la Sentencia para saludar al Señor del Soberano Poder, los costaleros imprimieron el ritmo de costumbre a su caminar: ganar muchos metros con un paso largo. Dejando atrás la barriada, entró en la avenida de Europa, donde ese paso fue más evidente, así como el ritmo de avance de todo el cortejo.

La hermandad sacó un cortejo de 309 nazarenos de los que 83 fueron monaguillos

Hay quienes les gusta ver a la cofradía por esta avenida para contemplar el cortejo en toda su extensión. También es la avenida, junto a la de la Feria antes de entrara la plaza del Caballo y calle Santo Domingo, donde el sacerdote toma en confesión a los hermanos que así lo deseen. Es una fuerte carga espiritual lo que propicia la cofradía con este gesto. La tarde fue brillante, celeste y agradable. Un tiempo envidiable. Si no fuera así, esta hermandad tendría serios problemas ante la necesidad de refugiarse antes de entrar en Carrera Oficial.

En el palquillo abrió la tarde de una jornada grande en la que la de La Granja peleó protagonismo con las del resto. Consigue llevar al centro el sabor de cofradía genuina de barrio, de ímpetu, juventud y fuerza, frente a las clásicas que en la jornada son el santo y seña del Miércoles Santo y, más aún, de la propia Semana Santa. El paso llevó iris morados, rosas de color púrpura, flor de cera morada y cardos secos, un arreglo floral donde mandaba el morado. En el cortejo, 309 nazarenos con 83 monaguillos y 132 costaleros formaron las dos cuadrillas largas que se ocuparon de llevar y traer al Señor. Detrás, La Sentencia dio buena muestra del cariño que les une a la hermandad de La Granja y cómo se entienden costaleros y músicos.

Cabe destacar las numerosas empresas que ayudan a la Hermandad, como Fruguma, Carrefour, Tello, Hielos Quevedo, Confitería Andrés y hasta la Residencia de Ancianos de La Granja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios