Hoy comienza el triduo de la coronación del Valle

  • Durante los tres días predicarán los cultos extraordinarios el obispo de Cádiz, el arzobispo Estepa y el cardenal de Sevilla

Comentarios 3

El obispo de Cádiz-Ceuta, monseñor Antonio Ceballos Atienza, abre hoy el triduo extraordinario de acción de gracias convocado por la hermandad del Cristo de la Expiración con motivo de la coronación canónica de la Virgen del Valle. Para este triduo se han elegido a dos obispos y a un cardenal, en un claro esfuerzo por traer a la ciudad y para estos cultos a importantes figuras del episcopado español. Mañana ocupará la cátedra sagrada el arzobispo castrense emérito, monseñor José Manuel Estepa Llurens, y el último día, el cardenal de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, será el que cierre este triduo.

El inicio de los mismos será cada día a las ocho de la noche con el rezo del rosario, oración de la coronación a lo que seguirá la eucaristía. Las misas serán cantadas por el coro y orquesta de la Capilla Musical Catedralicia de Jerez dirigida por Ángel Hortas. Esta misma formación coral será la que cante la pontifical de coronación canónica del primero de noviembre interpretando una misa original de Servando Alvarez-Beigbeder, hijo del compositor Germán Álvarez Beigbeder, una pieza que creó en 1906.

Estos cultos previos desembocarán en la misa de pontifical de coronación canónica que oficiará el arzobispo monseñor Juan del Río en la que sin duda será su última coronación en la ciudad. Del Río ha concedido dos en sus ocho años de mandato, esta del Valle y anteriormente la de María Santísima de la Concepción de la hermandad de La Exaltación. La misa solemne se iniciará a las 11 horas. Ya por la tarde, a las 17,30 horas, comenzará la procesión de regreso de la Virgen del Valle por un recorrido que pasa por Consistorio, donde el Ayuntamiento recibirá corporativamente a la hermandad, mientras que el otro recibimiento será en la Cruz Vieja cuando de hecho comience a entrar de nuevo en el barrio de la cofradía de San Telmo.

Durante estos cultos la imagen estará en un altar instalado para la ocasión en un lateral del presbiterio de la Catedral, el mismo en el que estará cuando se produzca la coronación canónica, estando previsto en el montaje dejar espacio suficiente para que el prelado pueda subir y colocar la corona. La instalación prácticamente se cerró ayer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios