Soberano Poder

El Soberano se quedó en La Granja

  • Por primera vez en su historia la cofradía tuvo que tomar la difícil decisión de no realizar su estación de penitencia

Comentarios 61

La estampa que se contempló en el patio de acceso a la parroquia de Santa María Madre de la Iglesia vaticinaba la noticia que minutos después se confirmó: el Soberano no saldría a las calles de Jerez. A partir de las dos de la tarde los nazarenos fueron llegando recogiéndose las capas y cubriendo sus capirotes con plásticos. Los nervios fueron en aumento a medida que se aproximaba la hora prevista para la salida, las tres menos cuarto. Fue entonces cuando la Junta de Gobierno de la hermandad se reunió y, aunque en principio no confirmaron nada, poco después ya tuvieron claro que no podían salir. El bueno de Iván Cote quiso reunirse personalmente con los costaleros y dirigirle unas palabras de aliento. Dio la cara y asumió su responsabilidad en el cargo. Decidieron celebrar una eucaristía después de que los más pequeños sedespidieran al Señor del Soberano Poder. Su director espiritual, el padre Lorenzo Morán Pons, les dijo: "vamos juntos a enseñarle a los mayores cómo se reza". El nutrido grupo de niños, concentró la atención de todos los hermanos que no pudieron evitar derramar lágrimas mientras los pequeños buscaban consuelo rezando un Padrenuestro. Sin duda son las lágrimas de los niños las que más duelen y por eso fue uno de los instantes duros tantos como ayer se vivieron. Tras adoptar la decisión de sus pender su salida procesional, Iván Cote argumentó el acuerdo de la Junta de Gobierno "ha sido lo más lógico. Viendo las previsiones era una locura". Explicó que a primera hora mantenían aún la esperanza de que el tiempo cambiara "nuestras esperanzas se desvanecieron a la una y media de la tarde cuando dijeron que ya la lluvia persistía. Además nuestro recorrido, desde tan lejos, no nos permite refugiarnos en ningún sitio. El día de hoy está totalmente cerrado, no está para ninguna cofradía". El factor humano pesó en la decisión "hemos pensado mucho en los pequeños que tienen que estar centrados en la oración y el clima no era el apropiado". Concluyó "es muy duro y triste porque hay mucha juventud, poco a poco buscaremos el sentido". Un diez para Iván Cote y el Soberano Poder por demostrar una vez más su madurez a pesar de su corta edad. Además el comportamiento en la iglesia fue exquisito y ejemplar .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios