Vocación cofradiera del callejero jerezano (III)

Hay un agua en Jerez que riega el jardín de tu paso. Hay una fuente y un pozo para que el agua no falte en el paso de María. Fuente, Fontana inacabable de amor cofradiero entre Arcos y Medina. Agua clara en las túnicas de la Coronación y la Amargura que el antifaz rompe con el azul de la tarde y el negro de la noche. Pozo inagotable de luto en la calle de Pozuelo donde la oscuridad de la noche frente al pozo de saberes que es la Academia Jerezana, va a dar paso al negro espeluznante del Amor y Sacrificio.

Pozo Dulce en la Merced para la más dulce Misericordia de María. Pozo de brocal blanco que compite con la blancura de su paso. Pozo Dulce como el dulce llorar de Nuestra Señora. Y allá a lo lejos con aires de campiña el Pozo del Olivar, arropado en un verde que es esperanza. La Esperanza de Cristo Crucificado entre Dimas y Gestas, seguido de las Lágrimas de Nuestra Señora, esas lágrimas asomadas al pozo sin fin de sus ojos. 'Tu amor Señora es un pozo donde yo vengo a beber, Pozo Dulce en la Merced con un agua cristalina, blanca toda, peregrina tu pena, Misericordia, mi alma busca la gloria en tu mirada divina. De tu pozo quiero el agua aunque mi soga sea fina. Pozuelos son tus ojeras reflejos de aquel suplicio, pasa Amor y Sacrificio que están mudas las aceras. En tu carita de cera van marcados los tormentos, para virgen un momento el agua de tus mejillas. Pozuelo ¡qué maravilla de amor y recogimiento!. Lágrimas para este Pozo del Olivar de tu huerto, Dimas está medio muerto y tiene vivo su gozo. Fontana de amor hermoso para una Paz afligida, frente a Morenos la vida murió en el Monte Calvario. Loreto dame el sudario que limpiara sus heridas. Tu amor es un Pozo Dulce, Pozo el Olivar del huerto, Tu Hijo en tus brazos muerto pero Tú eres la Fontana que le dio vida a su vida. Déjame Madre te pida tu Mediación Soberana'.

Árboles, Palmas y Ramos tienen un significado pasional. Jerez tiene en sus calles los Ramos que van a recibir a Jesús en Jerusalem. Esa calle jerezana que por casualidad este año va a vivir su Semana Santa. La Hermandad de la Sentencia se acercó hasta el Oratorio Festivo para hacerla sabedora de las dificultades con que todos los años tienen que luchar. Y los Ramos se levantaron en son de alegría para recibir a esta popular Cofradía.

También la Palma frente a San Juan, no la Palma que Juan lleva sino esa calle de la Palma que está todo el año entero esperando la salida del Cristo del Amor. En frente, sin moverse, y por derecho, no le quita ojo de encima a la puerta de la Parroquia castrense. ¡No hay árbol más hermoso que el árbol de la Cruz!. Este nombre símbolo de la Pasión de Cristo y que inunda el callejero de Jerez. La calle de la Cruz, diminuta y sin salida, que ni siquiera sale a ver pasar a las cofradías. Como réplica la calle de las Cruces que tan solo se quedará con la pena de que sea la Piedad quien falte a su encuentro todos los años. Calle de la Penitencia, como antiguamente se le llamaba, y que hoy llamándose Cruces no pueden ser otras que las cruces penitenciales que los cofrades cargan sobre sus hombros para hacer más duro su caminar acompañando a Cristo en su Pasión.

Calle de la Cruz Vieja, que en Jerez trae el recuerdo de una Viga también antigua que existió en el crucero de la Colegial y que sostenía al Cristo que tomó dicha advocación. Cristo de la Viga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios