Vocación cofradiera del callejero jerezano (VI)

LAS Campanillas, recorrerán su camino presurosas desde Benavente Alto hasta la calle de las Cabezas , por no estar ausentes en ese momento sublime de la Semana Santa de Jerez que es la entrada de la Virgen del Desconsuelo. Campanillas y Campana que daréis un toque de silencio en nuestra Semana Santa, pero que sin embargo vuestro tañido y vuestro repiquetear van a tener un sentido muy diferente: 'Campanillas y Campana significados dispares que van pidiendo jarana o van llevando pesares. Canto el tuyo diminuto Campanilla avisadora, consuélame a la Señora aunque solo sea un minuto. Oye Jerez tu llamada, ese tintineo inocente, y Juan mira dulcemente sus Penas desconsoladas. Campanilla, en la Cabezas, espérala alborotada mientras al pueblo embelesan sus Penas desconsoladas. Echa Campanilla al vuelo tu canto alegre y risueño, y dime aunque sea un ensueño si acabó su Desconsuelo. La Campana es otra cosa, es un llanto sin consuelo, diciendo que en el suelo hay que cavar una fosa. Por eso cuando te asomas ahí enfrente , en esa esquina, solo al verte se adivina que su muerte ya pregonas. Y cuando te veo en tu paso la vida es una flor mustia. Llevas la muerte en tus brazos mi Virgen de las Angustias. Por la salvación humana llevas su muerte ofrecida, te equivocaste Campana porque su muerte es la vida. Cantadle por seguiriyas en estas noches de duelo, Campanas y Campanillas, cantadle por seguiriyas a Angustias y Desconsuelo'.

Angustias y Desconsuelo nombres que en las noches penitenciales jerezanas están escritos en el cielo. Y el sistema solar se asoma a la Semana Santa de Jerez rotulando sus calles. El Sol, la Luna y la Estrella acompañarán a nuestras imágenes en sus desfiles procesionales.

El Sol, que es algo así como un nombre más con el que titular a la Esperanza de la Yedra. Las Puertas del Sol se abren un día al año en Jerez. No existen motivos estacionales para la salida del Sol. El Viernes Santo desde la mañana a la tarde es el día en que la calle del Sol jerezano va a recoger toda la exquisitez semanasantera. No puede faltar allí la Sentencia de Jesús, podrán cambiar los caminos , los itinerarios, pero no los sentimientos de la Plazuela.

La calle de la Luna, hasta ahora estrecha y recoleta , es un camuflado centinela en la calle Francos. Desde allí la Luna se esconde en el amanecer para recoger toda la seriedad y penitencia de la Buena Muerte. La Luna, plateada en la noche sabe que en la del Jueves Santo tendrá que asomarse a la plaza de Plateros para confundir su plateada silueta con la plata de los pasos de la Hermandad del Mayor Dolor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios