El corazón le pudo a la razón

  • Pasó lo que tenía que pasar y las tres cofradías que se echaron a la calle se mojaron en un día que barruntaba mucha agua

Comentarios 3

Pasó lo que tenía que pasar. Ni más ni menos. Los partes durante todo el día anunciaban agua, probabilidades de lluvia de entre el 90 y el 70% según las franjas horarias y las tres hermandades que se mojaron lo hicieron conociendo estos datos. Los claros, el sol... Todo eran ilusiones vanas. La tarde no estaba para procesiones y sí para preces y via crucis dentro de los templos. Esta es la Semana Santa que nos ha tocado este año y por eso hay que tomar decisiones difíciles pero responsables. Sólo dos hermandades, Vera Cruz y Mayor Dolor, supieron tomarlas ayer. A la Redención, el Huerto y a la Lanzada les cayó agua en la calle.

Pero vayamos por partes. La primera que plantaba su cruz de guía en la calle era la Redención, a eso de las cuatro y media de la tarde. Su Junta de Gobierno manejaba unas predicciones que decían que hasta las 3 de la mañana sólo había riesgos de leves lloviznas, a pesar de que la Unión de Hermandades, a través de su delegado de día, Manuel Pina, informaba de una probabilidad del 90% de precipitaciones hasta las 6 de la tarde y del 70% a partir de las nueve de la noche. 

Cierto es que, debido a la celebración de los Santos Oficios en el Santuario de María Auxiliadora a las cinco de la tarde, no tenían mucho margen de maniobra para decidir esperar, retrasar o cancelar su salida. Es decir, o se ponían en la calle a su hora, o hasta el año que viene.

No sabemos si en esta decisión influiría también las críticas que desde algunos sectores recibieron en 2008, cuando fue la única hermandad que se quedó en casa en un Jueves Santo que, si bien presentaba riesgos de lluvias, para nada se asemejaba al día de ayer.

Irresponsabilidad y valentía eran algunos de los adjetivos que se oyeron ayer al conocer la decisión de esta hermandad, sobre todo por el hecho de venir de tan lejos, de Icovesa. La cuestión es que veinte minutos después, cuando ya encaraban la avenida de San Juan Bosco, el agua empezó a caer, primero en forma de leve llovizna y luego, como gran tromba de agua, por lo que la hermandad tuvo que desandar sus pasos y volver a casa.

Discutible fue el hecho de que, a pesar de la lluvia, el paso tardara una media hora en entrar en el templo, a ritmo de cornetas y tambores en lugar de a paso de agua. Si llueve, llueve.

 La Lanzada fue la segunda hermandad que anunció, un rato antes de las siete de la tarde, que haría estación de penitencia hasta la Catedral. El saber que tienen el recorrido más corto de toda la Semana Santa y que una vez salen de la Catedral la llegada a El Carmen se hace en un paseo pudo influir en la decisión de la Junta de Gobierno.

Sin embargo, cuando la cruz de guía ya afrontaba los últimos metros antes de llegar a los palcos de Cristina, el agua empezaba a caer con fuerza. Momentos antes, cuando el cielo barruntaba agua y, de hecho, ya había caído alguna que otra gota, el misterio podía haber entrado en San Juan de Letrán, pero no lo hizo y, al final, tuvo que hacerlo deprisa y corriendo y completamente empapado. Fue una imagen muy triste ver cómo ese monumento que es el paso de misterio de La Lanzada se mojaba, al igual que su rico altar de insignias, de los mejores que se ponen en la calle en toda nuestra Semana Santa.

Aprovechando un claro, a las nueve de la noche se produjo el traslado hacia El Carmen, aunque de camino volvió a lloverles.

Y en cuanto a la Oración en el Huerto, dio la impresión que la decisión de la Junta de Gobierno se tomó con el corazón más que con la cabeza. Había ganas de honrar la memoria del desaparecido José Antonio González de la Peña y precisamente el agua empezó a caerles cuando el misterio acababa de salir de Santo Domingo. Al menos se le pudo dedicar una levantá, la marcha La Muerte no es el final y el Toque de oración.

Falta por ver qué pasará hoy. Los partes siguen siendo muy malos, aunque a partir de las seis de la tarde podría haber una importante mejoría según algunas predicciones. ¿Se volverán a repetir imágenes como las de ayer? ¿Será esto lo que nos ha tocado en Jerez?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios