Con paso firme y solvente

  • La elevación a hermandad de La Entrega llenó de ánimos y confirmaciones una jornada en la que las agrupaciones siguieron pisando con firmeza

No hace mucho pensar en otras 'inquietudes' cofrades que no fueran las reconocidas eclesialmente, que no salían a la calle, y por supuesto bendecidas por el mundo cofrade, era dejarlas en la más absoluta marginación. Pero se encontró la fórmula de poder dar una alternativa 'legal' a esas procesiones de Viernes de Dolores, que aún existen, que pretendían superar el juego de niños para asentar una vocación cofrade, que en algunos casos estaba alcanzando una importante solidez. De hecho tenemos ejemplos claros de cómo esas realidades son ya un hecho que se pasean con solvencia por la Carrera Oficial: Soberano Poder, Clemencia, Consuelo, La Paz. Son las últimas incorporaciones a las que se presume que le seguirán más y no a muy largo plazo de tiempo. Ayer sin ir más lejos el obispo decretó la elevación a hermandad de la agrupación de La Entrega de Guadalcacín, hecho que llenó de satisfacción e ímpetu hacia el futuro a las que aún suspiran o trabajan para alcanzar ese nombramiento. Agrupaciones que concitaron el interés de cientos de personas que se acercaron a puntos tan distantes como el sur, por partida doble, Guadalcacín y zona de las Delicias. Los barrios, sus barrios, son el objetivo prioritario y en ellos sus salidas procesionales en las Vísperas se rodearon de todos los ingredientes necesarios para darle calor y color cofrade.

Aunque no tiene templo propio, La Sed, de la parroquia de San Juan grande, ya demostró lo mucho que sabe de esto cuando en octubre fue desde San Miguel a su barrio tras bendecir al crucificado. La tarde ayer volvió a reeditar aquél éxito y aquellas formas que dejaron muy buen sabor de boca en los centenares de cofrades que no se perdieron el traslado en aquella mañana de los inicios del otoño. Tras unos meses viviendo en el oratorio provisional instalado para recibir a devotos y hermanos, ayer se percibió que todo eso sirvió para sumar adhesiones y para confirmar un estilo que quiere ser el que marque la impronta de esta agrupación, que por ahora piensa en levantar su templo parroquial y después, seguro que le permitirán dar el paso a constituirse en hermandad. Por cierto no pudo venir la banda hermana de la corporación de Presentación al Pueblo pero sí cumplió y muy bien la del Cristo del Mar llegada desde Vélez- Málaga.

Y también del sur de la ciudad, desde San Rafael, procesionó el Señor de la Salud, imagen que este año será su última aparición con la agrupación ya que está en puertas la recepción de una nueva talla. Pero para ellos la mañana fue muy complicada debido al fuerte viente que casi derriba la carpa en la que permanecía el paso con el Señor hasta su salida en la misma plaza de San Rafael.

Otra Agrupación que muestra grandes signos de consolidación es la de Pasión que estrenó nueva sede y misión Dependiendo de la parroquia de Los Dolores, con Manuel Lozano como director de su destino, una zona 'perdida' en lo cofrade, la de los alrededores del Club Nazaret, la agrupación del Señor de Pasión empezó a caminar en su nuevo destino en la capilla de Santa Angela de la Cruz. Fue una buena ocasión para comprobar el buen estado con el que afronta la Semana Santa la banda de San Juan.

Y en Guadalcacín se cerró un periodo y se abrió otro bajo alcanzar la condición de hermandad El Señor de la Entrega, una hasta ayer agrupación que vive en la parroquia de San Enrique, a la que se le brindó la buena nueva de un reconocimiento episcopal que marcó la salida procesional, como no podía ser de otra manera. Fue una fiesta cofrade plena de emociones y de ganar de seguir confirmado una vocación con mayúsculas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios