Los propios cofrades del Transporte limpian la calle Nueva para poder pasar

  • Los vecinos pidieron que no se cambiara el itinerario, pese a anunciarlo así el Consejo

La tarde del Sábado de Pasión se tornó complicada para los cofrades de la hermandad del Transporte, que ante el hecho consumado de tener que eliminar de su recorrido el paso por Santa María de la Merced y Nueva, decidieron ser ellos mismos los que limpiaran e incluso podaran un árbol que asomaba por la tapia de un inmueble, para que la cofradía pudiera mantener el itinerario fijado. Esta decisión vino 'forzada' por la petición de una veintena de vecinos de la calle que, tras enterarse de la decisión, trasladaron al hermano mayor que no se eliminara el paso por Nueva. Ante esto, la junta de gobierno decidió hacer el trabajo que habían pedido al Ayuntamiento en tiempo y forma. Precisamente esa es la queja mostrada por la cofradía, que lamenta la falta de respuesta a las peticiones que elevó al Consistorio para que se adecentara y se podara la calle, de la que no se ha podido retirar una cuba de escombros pero que no impide el paso de la hermandad esta misma tarde. Además, la hermandad ha mostrado su satisfacción por la reacción de los vecinos y por el cariño mostrado ante la insistencia de que no querían dejar de ver pasar a la hermandad por su calle.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios