El Consuelo

La última desde Las Viñas no pudo ser

  • La hermandad suspendió ayer la salida cuando ha anunciado que para 2009 estarán ubicados en su barriada del Pelirón

Siguiendo la estela de las que salían más temprano, la hermandad del Consuelo también lo tuvo claro pese a que a lo algo de la mañana hubo esperanzas esperando que los claros aparecieran sobre las nubes como señal de mejoría. No fue así y la decisión no se hizo esperar por parte de la junta de gobierno que, demostrando madurez y seguramente tragando lágrimas, anunció la suspensión de la salida procesional, la que hubiera llevado por segunda vez a la hermandad a la Carrera Oficial, la segunda con un recorrido largo e intenso, la última desde Las Viñas según lo anunciado por el hermano mayor de la cofradía, Mateo López, de estar en breve ubicados en su barriada del Pelirón, la que vio nacer a la asociación juvenil que años más tarde se convirtió en la hermandad que hoy conocemos.

Para un día tan grande para Jerez como es el Miércoles Santo y pese a la corta historia de esta corporación en la jornada, el habitual ambiente entorno a la misma no tenía nada que ver con la tristeza y soledad de la plaza de María de la Concepción ayer por la tarde. Por los alrededores, algunos devotos y curiosos, algún que otro hermano y Rafael Campuzano, director de la banda Astigitana, acompañado por algunos músicos, esperando el instante en el que la hermandad los llamó para interpretar sólo una marcha en el interior de la iglesia.

Se tocó la composición que sirve para saludar a la Virgen cuando sale. Mater Mea sonó con calidad y con fuerza trayéndonos a la mente esos momentos de salidas pretéritas que ayer se produjeron en la mente y en las muchas emociones derramadas por los cofrades del Consuelo.

Todo esto sucedió después de rezar un Via Crucis participado por todos los hermanos en la intimidad del templo. Después se abrieron las puertas para dejar pasar al público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios