Sevilla F.C.

Bendita rotación: listos para competir

  • Kjaer y Lenglet formarán por cuarta vez el eje de una zaga que no repitió en Liga pero está a tono

Nolito y Jesús Navas bromean con el preparador Pablo Fernández ante Kjaer en uno de los ejercicios. Nolito y Jesús Navas bromean con el preparador Pablo Fernández ante Kjaer en uno de los ejercicios.

Nolito y Jesús Navas bromean con el preparador Pablo Fernández ante Kjaer en uno de los ejercicios. / fotos: juan carlos vázquez

Comentarios 1

Se le presenta a Eduardo Berizzo un caso con el que defender y justificar su innegocialbe modelo de rotación constante de jugadores, haya o no haya necesidad para ello. Cambiar hasta siete u ocho futbolistas por partido ha venido llamando la atención entre analistas y aficionados desde el principio, incluso cuando no ha habido un cúmulo constreñido de partidos, después de un parón, en encuentros de domingo a domingo... Berizzo no ha repetido ni una sola vez la alineación en los once partidos oficiales que lleva. Ha repetido, si acaso, alguna línea, y últimamente jugaron juntos en dos partidos consecutivos N'Zonzi, Banega y Franco Vázquez en la medular. La defensa, en cambio, nunca ha sido la misma, pese a que muchos iniciados defienden que es la línea que debe tener más continuidad. Ahora, con las bajas de Pareja y Carriço, Berizzo puede ofrecer una zaga de garantías: ha usado a todos sus defensas más de una vez.

Bendita rotación, podría decirse, pues permite a su entrenador, en un momento de incertidumbre por la coincidencia de las bajas de dos de los centrales, dos capitanes del equipo, ofrecer una defensa competitiva en la que el eje no es nuevo. La línea entera sí lo será si, como parece lógico, Mercado tiene descanso tras jugar con Argentina y hacer un largo viaje previo a otro largo desplazamiento inmediato a Moscú. Si Berizzo optara por confiar en otro de sus capitanes en San Mamés, sí que podría darse la circunstancia de que repetirá por primera vez en la Liga una defensa. Hay un único precedente de la retaguardia formada por Mercado, Kjaer, Lenglet y Escudero, la del último partido liguero antes del parón, el del triunfo del Sevilla sobre el Málaga. Aunque lo lógico es que entre Corchia y que Mercado se quede guardando fuerzas para la batalla de Moscú.

Antecedentes. Kjaer y Lenglet jugaron juntos ante Espanyol y Málaga y medio tiempo en Getafe

Corchia, Kjaer, Lenglet y Escudero, así pues, apunta a ser la línea defensiva en San Mamés. De ser así, sería la octava formación de retaguardia distinta que presenta el Sevilla en la Liga. Hubo una muy similar en el debut ante el Espanyol, pero Sarabia entró en el lateral izquierdo por Escudero, que se cayó a última hora del equipo por una indisposición leve. Fue la primera vez, aquel día del estreno en la Liga, en la que formaron juntos Kjaer y Lenglet, llamados a formar el eje de la retaguardia durante las próximas semanas en las que estarán recuperándose Carriço y Pareja, operado ayer en Barcelona. Mercado será el hombre que les dé momentáneo relevos a ambos por sobrecargas, sanciones o bajas inesperadas.

El Sevilla, gracias a su sistema de rotaciones, cuenta con la ventaja de que el danés y el francés ya han actuado más de una vez juntos. Lo hicieron aquel lejano día de agosto y lo volvieron a hacer en la Liga en dos ocasiones. La siguiente ocasión fue por las molestias de pubis que empezó a sentir Pareja en Getafe. Tras el descanso, Lenglet relevó al capitán, desplazó a Kjaer a la derecha y éste cuajó un soberbio partido, tanto con uno como con otro compañero de zaga. El danés, además, parece rendir mejor en el perfil diestro, mientras que el francés, como zurdo que es, siempre actuó en el lado izquierdo. La tercera vez que actuaron juntos fue en el referido partido con el Málaga, cuya zaga puede ser el precedente inmediato de la de San Mamés si no descansa Mercado. Ahí se presenta una de las dudas del once, porque Corchia tiene un cariz marcadamente ofensivo y Bilbao es Bilbao, por mucho que el Athletic no haya empezado fuerte esta temporada.

En Europa, en cambio, Berizzo sí le ha dado más continuidad a la defensa. Ante el Basaksehir jugaron los mismos la ida y la vuelta: Mercado, Pareja, Lenglet y Escudero. En Liverpool se mantuvo esta zaga, salvo la entrada de Kjaer por Lenglet. Y ante el Maribor también se mantuvo la base, salvo que Corchia ingresó por Mercado. Así, de un modo u otro, Kjaer y Lenglet siempre han estado activos, en estado de alerta, y han jugado ya dos partidos y medio juntos en la Liga

Otra cosa es lo que decida Berizzo de mediocampo hacia delante. Ahí no tendrá bajas, pero sí el condicionante del largo viaje de los sudamericanos y el partido con el Spartak en Moscú. Banega y Muriel descansarán. N'Zonzi y Franco Vázquez esperan el tercer compañero en la medular y arriba Jesús Navas, Sarabia, Correa y Nolito se repartirán las alas. Ben Yedder aventaja a Muriel. Raro sería que Montoya volviera a la rotación en el ala derecha. Por lo demás, la zaga conformará una base que se podrá aprender el aficionado de memoria. No le queda otra...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios