Camino de ser el más grande

  • Kanoute, en vías de ser el máximo artillero de la era moderna del Sevilla y el jugador extranjero con más goles · De seguir la progresión actual, alcanzará a Suker al final de esta temporada

Comentarios 3

En Montjuïc, Kanoute emergió otra vez como la gran figura que es. El jugador francés volvió a protagonizar una imagen muchísimas veces repetida, la de su esbelta figura recogiendo a su alrededor, como un padre, a los compañeros que lo felicitan aliviados por un gol. Con los dos que anotó en el estadio Olímpico barcelonés, el portentoso delantero ya ha superado el medio centenar en la Liga, en sus tres temporadas y media defendiendo la camiseta del Sevilla. Se asoció de nuevo a la perfección con el mejor asistente del presente campeonato, Jesús Navas. Otra vez, pase del canterano y gol del internacional malí, que va camino de convertirse en el más grande goleador de la era moderna del Sevilla y, por ende, en el máximo artillero extranjero de la historia del club de Nervión. Esta misma campaña puede conseguirlo, de seguir así.

Que Kanoute ya ha hecho historia con el Sevilla se constata a poco que se recuerde que marcó en las cinco finales que ganó, desde el Philip Stadion de Eindhoven al Santiago Bernabéu. Actualmente es el jugador más emblemático de un equipo que ha perdido a su otra gran referencia, el barcelonista Daniel. Y que el Sevilla siga contando con él significa que continúa teniendo en sus filas a un futbolista determinante capaz de echarse al equipo en sus espaldas cuando más lo necesita, como sucedió ante el Espanyol, ante el que rompió una mala racha de tres derrotas consecutivas. Pero, más allá de los datos subjetivos sobre su figura, yendo a los datos objetivos hay que constatar que está a sólo ocho goles del máximo goleador extranjero de la historia del club, Davor Suker.

Kanoute acumula 82 goles desde que llegó en 2005, mientras que el recordado croata marcó 90 entre 1991 y 1996, en cinco campañas. Bien es cierto que el francés ha tenido la oportunidad de jugar rodeado de una plantilla muy superior que, además, ha estado siempre en Europa. Suker, en cambio, sólo pudo jugar seis partidos de la Copa de la UEFA antes de cerrar su ciclo en el Sevilla, en la campaña 95-96. Y, sin embargo, la media de goles de ambos es prácticamente idéntica: 0,506 goles por partido de Kanoute por 0,508 de Suker.

La actual referencia atacante del Sevilla, único delantero sano que tiene Manolo Jiménez ahora mismo, va por el camino de superar el croata. Sólo le faltan ocho goles para igualar los 90 que marcó Suker y la temporada pasada, por ejemplo, a estas alturas llevaba los mismos ocho goles que ahora en la Liga y acabó con 16. Así que, la marca está a su alcance sin mirar el futuro en la Copa.

De ser así, se convertirá en el máximo artillero extranjero de la historia del Sevilla y sólo tendría por delante en el clasificación histórica a Campanal, Arza y Araújo. Claro que estos tres históricos, aparte de ser nacionales, son inalcanzables, pues el primero hizo 214 goles en 280 partidos; el segundo, 207, en 415; y el tercero, 158, en 242. Era otro fútbol, el de las décadas de los 30 a los 50. Un fútbol en el que las diferencias tácticas y físicas se proyectaban en exuberantes goleadas. Y tiempos en los que los futbolistas permanecían diez años o más vinculados al mismo club, caso de los tres citados. Por ello, el cercano logro de Kanoute quedaría grabado en letras de oro en la era moderna del club. Y eso sin hablar de su trascendencia para el juego del Sevilla actual, que la tiene, y mucha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios