Sevilla f.c.

Esperan los laureles de la historia

  • El Sevilla de Sampaoli, en su sprint por el tercer puesto, puede hacer añicos el récord liguero de Emery.

Lenglet atiende a Sampaoli durante la charla que ambos tuvieron a la vista de la prensa gráfica. Lenglet atiende a Sampaoli durante la charla que ambos tuvieron a la vista de la prensa gráfica.

Lenglet atiende a Sampaoli durante la charla que ambos tuvieron a la vista de la prensa gráfica. / fotos; julián venegas

Comentarios 1

Los imponderables del fútbol, el azar, factores exógenos pero también endógenos confluyeron para que el Sevilla acudiera al Vicente Calderón en el peor momento físico y anímico de la temporada. La herida de la eliminación de la Liga de Campeones en Leicester no es que estuviera abierta aún, es que estaba supurando y sangrando a borbotones, pues acaeció apenas cinco días antes, el martes 14 de marzo, que el partido que perdió ante el Atlético. Aquello fue un doble golpe moral del que tardó en resarcirse el equipo, pero el Sevilla ha vuelto. Y eso es una magnífica noticia.

Lo es porque además ha vuelto recuperando efectivos, uniendo a futbolistas para la causa y evidenciando la flexibilidad versátil de Sampaoli justo el día que repitió once inicial por primera vez, otro factor positivo. Muchas son las lecturas en tono optimista que se pueden sacar de ese triunfo tan trabajado sobre el Celta. La nueva reivindicación de Ganso, de menos a más pero con frescura de ideas en los metros finales; la movilidad y el reencuentro con el gol de Correa; la cita a su vez con el gol de Ben Yedder, de nuevo como suplente, un rol al que no hace ascos y que puede ser determinante en este tramo final; el papel de revulsivo de calidad suprema de Nasri, que rompió el partido con un demarraje espectacular y su pase de gol a Ben Yedder; el empuje de Iborra como referencia unos metros más arriba, en esa nueva versión de un fútbol más directo que puede servir también en la fase decisiva... Hasta el buen papel de Lenglet, pese a su penalti, saltándose la presión del Celta con precisión de relojero suizo en su pierna zurda. Y todo eso sin que estuviese uno de los que puede reforzar el equipo para estos cuatro partidos, cuatro finales, que quedan de aquí al 24 de mayo: Vitolo, quien está casi a punto.

76Puntos. Los que sumó el Sevilla en 2015; el actual está a ocho puntos a falta de 12 por jugarse

El jueves 27 de abril, día tan señalado en el calendario emocional del sevillismo, el equipo de Sampaoli volvió a alcanzar en el tercer puesto al Atlético, que mantiene su plaza por el goal average particular, por aquel aciago domingo 19 de marzo en el que el Sevilla fue un boxeador noqueado sobre el ring del Vicente Calderón, donde aún se preguntaba por dónde le venían los golpes del King Power Stadium.

Habiendo salido ileso de otros estadios complicados donde se jugó mucho en su momento (Villarreal con el equipo por hacer, Turín, más tarde Lyon...), no habría extrañado que aquel partido hubiese tenido otro desarrollo en otro momento. Pero tocó así y, aunque la resaca fue larga, el Sevilla ya ha salido de los tacos con fuerza y elasticidad en este durísimo sprint final con el Atlético, presto para apretar en los últimos metros en busca de una meta en la que esperan los laureles de la historia. Porque está cerca de hacer historia Sampaoli...

Madrid centra las inquietudes de un Sevilla que sabe que, con la visita al Bernabéu como montaña en el camino y haciendo las cuentas más lógicas, el fiable Atlético de Simeone debe fallar en dos de sus cuatro citas, aunque estará condicionado por las semifinales de la Champions con el Real Madrid. Debe visitar a Las Palmas y Betis antes y después de la ida y la vuelta de la trascendental eliminatoria. Y en casa juega ante Eibar, tras el partido en el Bernabéu, y el Athletic, para cerrar la Liga. Si ganase tres de sus cuatro partidos y perdiese otro, el Sevilla debería ganar también tres y al menos empatar en Chamartín... Es complicado. Pero el sprint final merece todo el esfuerzo, porque en juego está hacer historia a lo grande, quedar tercero con récord de puntos. Sin récord será imposible.

En 2015, Unai Emery llegó a la cifra de 76 puntos y no pudo alcanzar al Valencia en la cuarta plaza, aunque finalmente clasificó a la Champions vía directa al ganar la Liga Europa en Varsovia. Ahora, podría pasar algo parecido, que no superase al Atlético pese a hacer un récord del que está a ocho puntos a falta de doce.

Pero el equipo está lanzado y dando síntomas buenos. Tras repetir once inicial por primera vez en las últimas 80 jornadas ligueras (47 de Emery y 33 de Sampaoli), el Sevilla se ha confirmado como uno de los tres que más gana en casa (13 victorias) junto a Barcelona y Athletic (éste con un partido más). Y es el equipo en el que más goles marcan los suplentes, con otro récord de la Liga: 18 tantos así. El último, de Ben Yedder, que demostró que asume ese rol de salvador desde el banquillo, un síntoma muy positivo, como el rol de suplente de Nasri. La Rosaleda, la Real Sociedad, el Bernabéu y Osasuna. Cuatro finales y un equipo lanzado en el momento justo. Espera un mayo apasionante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios