La baza de los nervios del rival como gran arma

  • Manzano espera poder marcar antes para provocar más "inquietud" en un Madrid tocado por lo de Pamplona · "Si nos adelantamos en el marcador, podríamos sacar ventaja", afirma

El Real Madrid y su particularísimo estado de ánimo, en constante convulsión interna, es una baza con la que espera poder jugar Gregorio Manzano en el decisivo encuentro de esta noche. El entrenador sevillista calificó la tarea de remontar en el Santiago Bernabéu en busca de la ansiada final de Copa como muy difícil, pero también desbrozó cuáles son las bazas de su equipo. Adelantarse en el marcador es una de ellas, porque podría abundar en la inquietud que ya existe en Chamartín tras el palo de Pamplona. No la única, pues Manzano también confía en la entereza de su equipo en las grandes citas y, por ejemplo, recordó cómo ganó en Dortmund cuando nadie lo esperaba. Y también recordó que el Real Madrid lleva mucho tiempo sin jugar una final por algo.

La derrota merengue ante Osasuna está en la mente de todos. ¿Espoleará al Real Madrid o servirá para que esos nervios se recrudezcan si la eliminatoria se les tuerce? "Hombre, puede tener una doble lectura. Todo el mundo está opinando que el Madrid ha perdido el tren de la Liga, que yo no estoy de acuerdo. Pero si esa idea ha calado en el vestuario, saben que hay dos títulos, Copa y Champions, que intentarán ganarlos. Pienso que estarán motivados y mentalizados, porque quieren estar en una final, que hace tiempo que no la viven. Por lo tanto, no espero un partido fácil ni cómodo en el Bernabéu, nunca lo son. Pero sí es cierto que si consiguiéramos adelantarnos, eso podría propiciar que hubiera más nervios de la cuenta y podríamos sacar ventaja de ello. Pero se tiene que dar esa situación para provocar esa inquietud en la grada y en el equipo de que se pueden quedar sin final".

Claro que el Sevilla necesita ganar y el Madrid de José Mourinho no sabe lo que es siquiera empatar en Chamartín: "Es una estadística más, que en el fútbol están para romperlas y no es la primera vez que el Madrid en algún instante haya perdido en casa, incluso recientemente ha quedado eliminado en casa en Copa, y mentiríamos si no dijéramos que el Sevilla ha hecho remontadas jugando fuera de casa. En Dortmund nos jugábamos muchísimo, como una final, y lo sacamos hacia delante. Las estadísticas están muy bien para las previas de los partidos, pero cuando a las diez de la noche el balón comience a rodar, ése no entiende de estadísticas. El que mejor lo trate y el que más veces lo introduzca en la portería rival será el que pase".

Por todo ello, no le cabe otra al Sevilla que salir con fe y convicción en sus posibilidades: "Vamos a intentar ganar para estar en la final. No hay tutía, como ya comenté. Vamos con la idea de ganar, sabiendo lógicamente de las dificultades, del resultado y del rival, pero hasta el último minuto de la eliminatoria creo que vamos dispuestos, con capacidad y firmes en la idea de que vamos a hacer esa remontada".

El técnico era preguntado por si, para buscar ese necesario triunfo, cree oportuno contar ya con Medel o con Rakitic: "No he decidido aún si estarán en la convocatoria de los 18. Mañana veré si los dos nuevos jugadores están en la convocatoria". Y desveló que no tiene previsto realizar ninguna variante táctica por mucho que enfrente esté el Real Madrid: "No voy a atender a ninguna situación táctica del Madrid. Vamos a jugar de la manera más habitual, como hemos hecho hasta ahora, y no vamos a guardar ninguna carta diferente tácticamente hablando. Intentaremos trabajar como ha venido jugando el equipo, teniendo profundidad y consistencia defensiva, que son las armas que tenemos que utilizar mañana".

Aclarado esto, quedaban aspectos nada baladíes. Uno, el arbitraje: "En las eliminatorias, cualquier error de los nuestros es determinante, pues imagínate si aparece el error con los árbitros y determina la eliminatoria. Espero que no vuelva a suceder en Madrid, que sea un partido limpio y que haya un arbitraje justo; espero que se nos vuelva a cara la moneda de cruz". Y el crispado ambiente que puede haber: "No, de eso no nos hemos parado a hablar ni un segundo. Espero un ambiente normal, nada raro. La afición del Madrid intentará llevar a su equipo, como en todos los partidos importantes. Estará animando, presionando al árbitro, metiéndose con el rival..., lo normal dentro de los cauces deportivos", quiso señalar Manzano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios