El clavo al que agarrarse es la imagen de la ida

  • Del Nido reconoce la enorme dificultad de darle la vuelta a la elminatoria, pero confía en la mejoría del equipo · "Lo único que me da esperanza es saber que el rival no es superior", dice

Si José María del Nido, hombre habitualmente echao p'alante como pocos ante cualquier circunstancia adversa, habla de única esperanza es que la cosa está verdaderamente difícil. El Oporto, uno de los equipos más fuertes físicamente y mejor armados tácticamente del continente, recibe con una ilusión enorme al Sevilla en su estadio, el precioso Do Dragao que se inauguró en noviembre de 2003 con vistas a la Eurocopa de Portugal. Es decir, que la empresa es harto complicada. Más aún tratándose de un doble campeón de Europa que quiere reverdecer sus laureles continentales después de que precisamente en Sevilla lograra la UEFA, aquel 2003, que fue la antesala a la Champions que logró en 2004. Es decir, se trata de un equipo en crecimiento, con hambre, sin miedo al rival... Como el Sevilla de otras épocas. Pero el mismo presidente del club nervionense se agarra al nuevo Sevilla que se está atisbando ya, y que tan buena imagen dio hace sólo seis días.

El Sevilla fue superior al Oporto el jueves pasado y éste es el clavo ardiendo al que se agarra toda la expedición blanca, con su presidente a la cabeza. Del Nido fue preguntado antes de partir del aeropuerto de San Pablo, rumbo a Oporto, por su alicaído estado de ánimo tras la cruel derrota ante los dragoes. "Alicaído, no; el otro día estaba muerto", reconocía, antes de añadir lo que para él es su gran asidero ante lo que queda de eliminatoria. "Esperaba un rival más potente, más superior al Sevilla. Pese al resultado, lo único que me da esperanza es saber que el rival no es superior, que demostramos en el terreno de juego tener argumentos para poder vencer. Creo que incluso somos superiores técnicamente a ellos y ahora hay que demostrarlo en el campo e ir a ganar en Oporto. Que nadie piense que el Sevilla va a tirar la toalla".

Aun así, el dirigente sevillano insistía en partir del más crudo realismo para hacer su particular apuesta sobre la enorme fe con la que va a disputar el Sevilla el encuentro de vuelta: "A nadie se le escapa que la eliminatoria está más difícil que cuando comenzó. El Oporto lleva ventaja de este primer partido, pero nadie nos va a quitar la ilusión de pelear hasta el final por intentar pasar a octavos. El Sevilla dará su última gota de sudor para intentar pasar", prometió el mandatario.

A colación de esa voluntad por darle la vuelta a la tortilla, a Del Nido se le preguntaba cómo había visto a la plantilla ante tan desmesurada empresa: "Ellos mismos están convencidos de que son capaces de remontar la eliminatoria, sabiendo las dificultades que tiene y que enfrente hay un campeón de Europa... El camino es conseguir desde el primer minuto hacerle ver al rival que vamos a por la eliminatoria y que vamos a ganar el partido", aseguró.

Un aspecto que ha ayudado a esas pruebas palpables de una evidente mejoría es la fulgurante irrupción de Medel y Rakitic. Del Nido reconoció el papel clave de ambos: "Los dos refuerzos han venido bien al plantel. Aportan argumentos futbolísticos positivos que se podrán ver en el curso de los partidos. Además es bueno que el equipo recupere a los extremos, que no estaban en su mejor momento de forma", añadió sobre la resurrección de Jesús Navas, Perotti y Diego Capel.

También tocó Del Nido, a instancias de los periodistas, la situación en que quedaría Manzano si su equipo cae hoy: "Yo sólo pienso en que vamos a pasar la eliminatoria. En cualquier caso, Manzano cumplirá contrato hasta el 30 de mayo. Prefiero hacer los balances al final, porque la experiencia nos dice que cuando se hacen balances parciales uno se suele equivocar".

Por último, fue preguntado por la revelación de Álvarez de que sólo cobró hasta diciembre según una cláusula que firmó. Salió airoso del trance: "Antonio Álvarez es un hombre de la casa, que llevaba 25 ó 30 años en el Sevilla y eso lo califica de por sí, igual que Jiménez o muchos que han tenido la fortuna de entrenar al equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios