El estadio donde más veces ganó el Sevilla

  • Los nervionenses visitan por última vez en la historia San Mamés antes de su derribo, con un balance bastante positivo.

San Mamés recibirá el domingo por última vez al Sevilla antes de que el Athletic Club de Bilbao acometa el cambio de sede. Ni siquiera es posible un cruce en la Copa del Rey antes de que sea derribado el centenario coliseo, pues ambos equipos sólo coincidirían en la final. Para el curso próximo, después de que el viejo coliseo cumpla su centenario, está previsto que el equipo bilbaíno juegue ya en el nuevo, que se levanta junto al antiguo y al que le han puesto apellido: San Mamés Barria. Así pues, los 18 privilegiados que viajen el sábado hasta la capital de Vizcaya deben saber que defenderán el escudo del Sevilla por última vez en tan mítico escenario, un lugar que no se les ha dado mal a los nervionenses, ni muchísimo menos. Defender las buenas estadísticas blancas junto a la ría del Nervión es el objetivo de los jugadores del Míchel.

San Mamés, pese a que haya producido sonoras frustraciones en los últimos años, en particular aquellas semifinales de la Copa del Rey de infausto recuerdo, es el estadio donde más veces ha ganado el Sevilla en la historia de la Primera División española. Suena raro, pero es la pura realidad. Contribuye a ello el hecho de que su propietario nunca haya bajado a Segunda y, por tanto, el equipo de Nervión ha jugado allí, en el mismo sitio que lo hará el domingo, nada menos que en 68 ocasiones. En estas 68 veces que Athletic y Sevilla han medido sus fuerzas al final de la calle Licenciado Poza (léase Pozas en el sibilante acento vizcaíno) los visitantes lograron un total de 16 triunfos. En ningún otro escenario pasó el Sevilla jamás de la quincena de victorias, siendo el campo del Espanyol (entre el viejo Sarriá, Montjuïc y Cornellà) el segundo escenario que más veces ha visto ganar a los blancos lejos de Sevilla en Primera División.

El campo del Atlético (13 victorias) y el del Betis (12) son las otras sedes en las que el Sevilla ha salido triunfador más veces en la primera categoría del fútbol nacional.

En el entrañable coliseo bilbaíno el Sevilla ha vivido tardes históricas que quedarán para el recuerdo, como aquella en la que, días antes de que se clausurara la Expo 92, debutó con la camiseta del Sevilla Diego Armando Maradona, la tarde del 4 de octubre de 1992. El gol de Marcos al filo de la primera parte fue igualado por Luque justo después y Bilardo quitó a Maradona en el minuto 72 para dar entrada a Cortijo. El técnico argentino pagó tal cicatería con la derrota tras el gol en el penúltimo minuto del Cuco Ciganda. El gol de Marcos llegó tras el rechace de una falta botada por Maradona, lo que hizo vibrar al sevillismo que seguía por el transistor el partido.

También digno de recuerdo es el debut goleador de Jesús Navas en Liga, el 24 de abril de 2005. Era su primera temporada con el primer equipo y ya se había hecho un hueco en el once de Caparrós. En el minuto 20, cogió un balón junto al banquillo sevillista y realizó una diagonal que concluyó con un disparo a contrapié de Aranzubia. Un golazo que el imberbe palaciego, que apenas tenía 19 años, celebró por todo lo alto entre los aplausos del público. Fue el 0-2, y el Sevilla terminaría ganando por 1-3 (Julio Baptista, 2, y Julen Guerrero).

Aquel triunfo abrió una etapa con un balance muy positivo, tres triunfos consecutivos hasta la derrota en la 07-08, previa a otros dos triunfos seguidos, el último de ellos en otra tarde gloriosa, la del 26 de septiembre de 2009, en la que el Sevilla de Jiménez, que empezó la Liga lanzado, arrolló al Athletic de Caparrós (0-4) con goles de Renato, Negredo, Kanoute y de nuevo Jesús Navas, en una gran tarde de Diego Capel. Fue el último triunfo en Bilbao. El domingo será la 69ª visita blanca a tan mítico escenario, la última ocasión de saborear la gloria allí. El Sevilla se despide de San Mamés y no estaría mal que rubricara el acontecimiento histórico con un triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios