Un futuro a dos bandas

  • Mientras en Argentina insisten en que la AFA vendrá a por Sampaoli en cuanto se desligue Bauza, el Sevilla pide calma y se remite al final de la Liga para decidir sobre su futuro

El presidente del Sevilla, José Castro, y el entrenador del primer equipo, Jorge Sampaoli, ante el Cautivo de Santa Genoveva a su paso por Sierpes. El presidente del Sevilla, José Castro, y el entrenador del primer equipo, Jorge Sampaoli, ante el Cautivo de Santa Genoveva a su paso por Sierpes.

El presidente del Sevilla, José Castro, y el entrenador del primer equipo, Jorge Sampaoli, ante el Cautivo de Santa Genoveva a su paso por Sierpes. / sfc

Mientras Jorge Sampaoli descubría con curiosidad la Semana Santa sevillana en un balcón de la calle Sierpes, a unos 9.660 kilómetros se celebraba una reunión que puede cambiar su destino. Y con él, el del Sevilla. El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, mantuvo en Buenos Aires un encuentro con Gustavo Lescovich, el agente de Edgardo Bauza, seleccionador del cuadro albiceleste, para llegar a un acuerdo y rescindir el contrato del entrenador, lo que no resultará fácil por los 500.000 euros, aproximadamente, que le adeuda una federación en números rojos.

Hace días que la opinión pública argentina ve cerrado el ciclo de Bauza al frente de Argentina, actualmente quinta en la fase de clasificación para Rusia 2018, posición que la llevaría a jugar una repesca con una selección oceánica. Y esos mismos mentideros que han presionado lo suyo para descarrilar a Bauza promocionan un nombre por encima de otros para el relevo: Jorge Sampaoli. Olé publicaba ayer que Sampaoli está decidido, pero que antes "quiere que se defina lo del Patón (Bauza) para no quedar expuesto".

Otra vez como el pasado verano, cuando pergeñaba su primer proyecto europeo con su emergente Sevilla en Alemania, al de Casilda le llega el más bello canto de sirena que él pueda oír: entrenar a la selección argentina y con ella al mejor jugador del mundo, Messi, con cuyo padre tiene el técnico sevillista una sólida amistad. Además, con el muy goloso señuelo de un Mundial. Desde Argentina afirman que Sampaoli ha pedido un contrato hasta Qatar 2022.

Si la pasada pretemporada ese primer intento de la AFA quedó pronto en agua de borrajas, con Sampaoli decidido a respetar su contrato con el Sevilla -y esa cláusula de rescisión unilateral, que hoy está fijada en 1,5 millones de euros-, está por ver si la segunda acometida no cristaliza y el menudo entrenador se va en junio próximo, sin cumplir su segundo año firmado con el club de Nervión.

En el propio Sevilla, fuentes consultadas ayer expresaban su cautela y serenidad ante las noticias que escupían los "cables" (teletipos) desde Argentina. Uno de ellos informaba de que "el presidente de la AFA viajará en los próximos días a España para reunirse con el astro del seleccionado argentino, Lionel Messi y, además, avanzar en la contratación del reemplazante de Bauza". La información añade que "el nombre más mencionado para ese lugar es el del argentino Jorge Sampaoli, actual entrenador del Sevilla".

En el Sevilla aguardan acontecimientos al otro lado del tablero. "Nada hay decidido sobre su futuro, ahora todo el mundo está centrado en ganar y ganar de aquí a final de temporada", se limitaban a decir las fuentes consultadas. El club se juega, de momento, asegurarse 12,7 millones de euros si desbanca al Atlético del tercer puesto y tiene plaza fija en la fase de grupos de la próxima Liga de Campeones. Y como mal menor, que ninguno de los perseguidores -el más cercano es el Villarreal a siete puntos- le dé caza en esa cuarta plaza que atesora.

En el Sevilla insisten en echar el resto en las siete jornadas de Liga que hay por delante y ya en mayo, consumido el campeonato, analizar la situación deportiva, evaluar el rendimiento y las expectativas -también económicas- para la siguiente temporada y obrar en consecuencia. Igual el interés en que Sampaoli cumpla su segundo año de contrato se atempera y no hace ya innegociable, para el club blanco, su salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios