Los jugadores del Athletic ya piensan en el partido de Copa ante el Sevilla

  • El jugador del equipo bilbaíno Iraizoz reconoció que "inconscientemente" ya están metidos en el encuentro del 4 de marzo.

El portero titular del Athletic, Gorka Iraizoz, reconoció que "inconscientemente" en el vestuario están "metidos" en el partido de Copa ante el Sevilla, pese que que aún haya que enfrentarse a los hispalenses el próximo sábado en Liga, aunque esto no sólo les ocurre a los futbolistas "sino a todo el mundo como se ve por la calle y como se va a vivir en los días previos".

"En estos momentos tan importantes como puede ser el del miércoles la motivación a nadie le falta. Estamos como siempre. Hemos afrontado todas las situaciones al máximo nivel, con todas las garantías y estando muy concentrados", explicó el guardameta, que se mostró satisfecho por el empate de ayer en el Getafe.

En ese sentido, Iraizoz aseguró que pese "a haber tenido oportunidades para haber conseguido los tres puntos y la victoria" en los botas de Llorente, en su opinión "la sensación" que quedó en la plantilla es la de "haber sumado y de seguir escalando puntos en la clasificación poquito a poco, que siempre es bueno". "Lo importante es sumar siempre y eso nos tiene que dejar un buen de boca", aseguró.

En otro orden de cosas, el portero del Athletic no se mostró "ni mucho menos" preocupado por el número elevado de penaltis fallados por su equipo en la presente temporada (han errado cuatro de nueve), ya que "son situaciones que se dan en un partido que a veces tocan a favor y otras en contra".

Por ello, se le cuestionó sobre la posibilidad de tener que jugarse el pase a la final de la Copa del Rey desde los once metros. "El equipo da buenas sensaciones cuando tiene que afrontar situaciones de ese tipo. Todos los jugadores son valientes y si eso se da más adelante todos iremos con mucha ilusión y con mucha fe a lanzarlos", aseguró el meta navarro.

En clave personal, Gorka Iraizoz reconoció que el hecho de "haber tenido muchos minutos y haber ido jugando todos los partidos ha sido beneficioso" para su estado de forma "porque después de estar cerca de diez meses parado, siempre es bueno tener minutos para recuperar la falta de ritmo".

"Me voy encontrando bien, cada vez mejor, estoy feliz con el trabajo que hago, y aunque también lo estaba antes, sabía que después de la lesión había que ir creciendo cada día porque sabía que todo iba a llegar y que iba a volver a disfrutar como lo hacía antes de lesionarme", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios