Aumentan un 7% las zonas no aptas para el baño en agua dulce

  • El 99% de las playas españolas cumplen la normativa europea.

La Unión Europea ha publicado su informe anual sobre la calidad de las aguas de baño a lo largo de toda la Unión. En él, España salió más que bien parada, al constar el 99,1 por ciento de sus zonas de baño costeras entre las que cumplen con la normativa europea, suponiendo un ligero incremento con respecto al año anterior. Sin embargo, nuestras zonas de baño también presentaron sus puntos negros, ya que en lo que a agua dulce se refiere, aumentaron un 6,9% las zonas que no cumplen la normativa de higiene comunitaria.

La calidad de las zonas de baño costeras en España no ha hecho más que mejorar desde el año 1990. Tanto, que actualmente el 99,1% de las playas españolas cumple los requisitos que establece la normativa europea sobre la calidad de las aguas de baño. El dato supone un ligero incremento con respecto al porcentaje del año anterior y se contrapone al 'aprobado raspado' de algunas zonas, donde la conformidad de la normativa cayó en los últimos doce meses desde el 92,7% al 88,7%.

De esta forma, la Unión Europea consideró, en base a los análisis que han llevado a cabo durante todo 2007, que sólo un 0,9% de las playas españolas no cumple la legislación necesaria para permitir el baño a los ciudadanos.

Sin embargo, la cruz de esta moneda la protagoniza el agua de las zonas de interior de nuestro país, que no cosechan tan buenos resultados como las playas españolas. De esta forma, el porcentaje de zonas de baño de agua dulce que cumplen la normativa europea se sitúa en un 88,4%, presentando una ligera caída con respecto al año anterior.

En este sentido, las zonas que no cumplieron el índice de conformidad de la normativa durante los últimos doce meses experimentaron un incremento del 6,9%, mientras que la prohibición del baño en agua dulce se extendió en un 2,3% de zonas con respecto al año anterior. Con todo, y a pesar de la caída de los últimos tres años, la calidad de las aguas en las zonas de interior de nuestro país no hizo más que aumentar en los últimos 18 años.

Los esfuerzos por reducir la contaminación de las aguas parecen estar teniendo sus resultados, puesto que en general la calidad de nuestras aguas aumenta con los años. De hecho, según el informe, el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino lleva a cabo un plan en colaboración con las Comunidades Autónomas para alcanzar unos niveles ecológicos más que aceptables de aquí a 2015.

Para llegar a estos datos, el informe anual de la Comisión Europea ha examinado las zonas de baño en 2007, habiendo cumplido la inmensa mayoría las normas de higiene comunitarias. En este sentido, el Comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, explicó que "aunque se observa una ligera tendencia al empeoramiento en las zonas de baño costeras, la calidad de las aguas de baño permanece alta en la Unión Europea". Asimismo, animó a todos los estados miembros a seguir trabajando para conseguir aún mejores datos relacionados con la calidad de las aguas.

En total, fueron 21.368 las zonas de baño controladas, lo que supuso un ligero incremento con respecto al año anterior, de las que 14.551 se encontraban en la costa y 6.797 en el interior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios