Berlusconi plantea un proyecto de ley para impedir la muerte de Eluana

  • El presidente de la República, Giorgio Napolitano, se había negado a firmar el decreto del Gobierno italiano · Los médicos redujeron ayer el 50% de la alimentación artificial que mantiene viva a la joven en coma

El Gobierno italiano, que preside Silvio Berlusconi, aprobó ayer un proyecto de ley para tratar de impedir la suspensión de la alimentación y la hidratación a la joven Eluana Englaro, en estado de coma vegetativo desde 1992. "Hemos adoptado el mismo texto que el decreto de ayer, sólo que bajo la forma de proyecto de ley", informó en rueda de prensa Berlusconi, después de un Consejo de Ministros extraordinario convocado tras la negativa del presidente de la República, Giorgio Napolitano, a firmar el decreto ley.

Este proyecto de ley, según el primer ministro, será enviado al Senado para que convoque de forma inmediata a sus grupos políticos con el fin de agilizar los trámites para prohibir que se continúe con el proceso de reducción de la alimentación e hidratación a Eluana, que comenzó ayer en la casa de cuidados La Quiete de Udine (nordeste de Italia).

"Creo que el presidente del Senado convocará enseguida a los jefes de los grupos políticos y que después los grupos decidirán cuándo se podrán reunir", afirmó Berlusconi en relación con el proceso que se abre tras la aprobación del proyecto de ley.

"Si hay voluntad de hacerlo, y de hacerlo rápido, creemos que puede haber una respuesta del Parlamento en poquísimo tiempo", agregó.

Esta iniciativa era una de las medidas que Berlusconi contemplaba si Napolitano no firmaba un decreto extensivo a cualquier persona en Italia, aprobado por el Consejo de Ministros ayer como medida para intentar frenar la muerte de Eluana.

El primer ministro italiano se había adelantado a la anunciada negativa de Napolitano -que cree que la medida puede ser inconstitucional- al afirmar que en ese caso "invitaríamos inmediatamente al Parlamento a reunirse y a aprobar en dos o tres días una ley sobre el testamento biológico".

Trámites parlamentarios al margen, ayer mismo comenzó la reducción en un 50% de la alimentación e hidratación a Eluana que le debe conducir en un plazo que los expertos fijan en unos quince días a una muerte "autorizada" por el Tribunal Supremo tras una larga batalla legal de su padre.

Berlusconi afirmó que la iniciativa del Gobierno italiano responde a la necesidad de una intervención urgente que posibilite que Eluana pueda acogerse a una ley que, según él, sería aprobada cuando ya no se pudiera hacer nada por la vida de la joven.

"Desde mi punto de vista personal, respondiendo a mi conciencia, me sentiría responsable de una omisión de socorro a una persona cuya vida corre peligro", dijo el jefe del Ejecutivo italiano tras la aprobación del decreto ley. Eluana es una persona "que podría incluso hipotéticamente tener un hijo y que se encuentra en un estado vegetativo reversible como hemos visto más de una vez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios