Caen dos bandas dedicadas al narcotráfico

  • Una de ellas venía la droga mientras que la otra secuestraba a los traficantes que se habían hecho con la mercancía para cobrar un rescate y recuperar la droga vendida.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 20 personas en una operación que ha permitido desarticular dos bandas relacionadas entre sí, ya que una se dedicaba al tráfico de drogas a escala internacional y la otra secuestraba a otros traficantes para cobrar rescates y recuperar la droga que vendían los primeros.

Según ha informado este viernes la Policía catalana, la operación, que sigue abierta, por lo que no se descartan más detenciones, ha permitido recuperar casi mil kilos de hachís y más de 300.000 euros en efectivo.

La operación se inició en enero pasado, cuando los Mossos descubrieron que un traficante de Terrassa (Barcelona) fue secuestrado durante dos días en una masía de la localidad, donde recibió diversas agresiones, hasta que fue liberado a cambio de pagar 500.000 euros.

Siguiendo las pistas que dejó este caso -en la masía había otros dos narcotraficantes secuestrados-, los Mossos pudieron desarticular un grupo especializado en este tipo de secuestros, con la detención de siete personas.

Paralelamente, los agentes descubrieron que este grupo trabajaba a veces junto con una organización dedicada al tráfico internacional de droga, que operaba desde Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y que les encargaba que cometieran asaltos y secuestros para recuperar por la fuerza la droga que acababan de vender.

Los Mossos han podido desarticular a este grupo de narcotraficantes, que distribuía cada mes entre 500 y 800 kilos de hachís a grupos radicados en Francia, Italia, Holanda y Alemania, con la detención de doce de sus integrantes, entre ellos su supuesto cabecilla.

Fue en enero cuando un hombre de Terrassa, de 38 años y de nacionalidad marroquí, fue secuestrado cuando salía de su bar por varias personas con la cara cubierta y exhibiendo armas de fuego, que lo llevaron a una masía donde había otras dos personas retenidas.

Según los Mossos, este secuestro tenía como móvil el robo de un camión cargado con 5.000 kilos de droga, por lo que la víctima, tras su liberación, acabó siendo detenida por tráfico de drogas. Tras investigar estos hechos, los Mossos lograron detener el pasado 15 de febrero en Barcelona y Granollers (Barcelona) a siete miembros de esta organización, que se da por desarticulada.

Entre los detenidos de esta banda figura su líder, Hicham A., que cuenta con antecedentes en Italia y que mantenía una estrecha vinculación con miembros del crimen organizado italiano, ya que, al parecer, llevaba a cabo funciones de enlace entre los clanes narcotraficantes del Rif (Marruecos) y la delincuencia italiana en los envíos de hachís.

Tirando de los hilos de esta primera operación, los Mossos pudieron desarticular en tres fases una banda dedicada al narcotráfico a escala internacional, con la detención de doce personas, de origen marroquí, español y francés, entre ellas el jefe del grupo, cuando conducía un cargamento con un vehículo robado en Francia.

Al parecer, este grupo, que era muy activo en la venta de hachís, se dedicaba también al tráfico de cocaína y mantenía contactos permanentes con otras bandas especializadas en asaltar a narcotraficantes, como la desarticulada en primer lugar, a las que encargaban que recuperaran por la fuerza partidas de droga tras venderlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios