Condecoración de Interior al policía muerto en Valencia

Condecoración de Interior al policía muerto en Valencia Condecoración de Interior al policía muerto en Valencia

Condecoración de Interior al policía muerto en Valencia / biel aliño / efe

Autoridades policiales, institucionales, judiciales y políticas asistieron ayer a la capilla ardiente instalada en el cuartel valenciano de Zapadores con los restos mortales del subinspector Blas Gámez, asesinado el martes durante una investigación por un hombre que fue posteriormente abatido a tiros. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, encabezó la comitiva institucional que acudió al cuartel para dar su último adiós al agente, a quien le impuso la medalla al mérito policial a título póstumo. El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, confirmó que el agente seguía el rastro de sangre que iba desde la maleta donde se encontró un torso humano hasta el edificio donde el agresor le apuñaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios