Descubren un nuevo marcador tumoral en linfomas de células T

  • Los resultados obtenidos en este trabajo realzan la importancia de las células estromáticas en el desarrollo de los linfomas y apuntan hacia el empleo de la prostaglandina E2 como una nueva aproximación terapéutica.

Un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (Cbmso) han descubierto que el gen que codifica la anexina A1 está implicado en el desarrollo de linfomas linfoblásticos de células T y, por tanto, puede funcionar como marcador tumoral de esta enfermedad, según publica en su último número la revista Cancer Research.

Lo sorprendente de este hallazgo es que la anexina A1, que se conocía fundamentalmente por su participación en procesos inflamatorios, se expresa en las células acompañantes del tumor y controla los niveles de muerte celular o apoptosis de las células T inmaduras mediante la inducción de prostaglandina E2.

De este modo, los resultados obtenidos en este trabajo realzan la importancia de las células estromáticas en el desarrollo de los linfomas, y demuestran la validez de la Anexina A1 como marcador tumoral, y apuntan hacia el empleo de la prostaglandina E2 como una nueva aproximación terapéutica.

Este tipo de linfomas se podrían considerar como enfermedades genéticas pediátricas donde el componente basal de susceptibilidad juega un papel importante. Resultan de la proliferación descontrolada de timocitos malignos en diferentes estadios de su diferenciación intra-tímica, son clínica y biológicamente heterogéneos, y los pacientes están sometidos a constantes recidivas que auguran un mal pronóstico.

Los resultados obtenidos han permitido a estos investigadores, liderados por el doctor José Fernández Piqueras, la presentación de dos patentes, informó la UAM en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios