La crecida del Ebro obliga a alterar la inauguración de la Expo de Zaragoza

  • Cantabria, Navarra y País Vasco hacen recuento de los daños causados por las inundaciones provocadas por el temporal.

Comentarios 13

Las fuertes lluvias caídas en los últimos días han provocado una crecida en el caudal del Ebro, que además de amenazar con el desbordamiento en varios punto de su ribera, amenaza las instalaciones de la Expo de Zaragoza, de manera que la organización ha tenido que preparar alternativas ante la posibilidad de que el programa de la Muestra se vea alterado de cara a la fiesta inaugural del 13 de junio, en la que un escenario sobre el cauce del río tendrá un papel protagonista. Y mientras en Zaragoza están expectantes, en Cantabria, País Vasco y Navarra hacen recuento de los daños causados por el temporal.

Durante el mes de mayo, la capital aragonesa ha registrado la mayor cantidad de lluvias desde 1909, según la Confederación Hidrográfica del Ebro, agua que está afectando en gran medida a la zona y al recinto que, en tan sólo dos semanas, acogerá la Expo 2008. Por este motivo, la organización ya está llevando a cabo trabajos de protección e instalación de escolleras, explicó Roque Gistau, presidente de Expoagua, quien afirmó en rueda de prensa que ya se han suspendido los ensayos de la gala de apertura, previstos para el próximo 5 y 8 de junio, a la espera de que mejore el tiempo y se solucione la situación.

Del mismo modo, señaló, se han planteado medidas para la fecha de la inauguración, el día 13 de este mes, que "consiste en dos partes, una dentro del Palacio de Congresos con la presencia de 1.500 personas y en el Iceberg", una plataforma situada en la superficie del río, que es la que realmente peligra. Así, se está buscando ya un espectáculo alternativo o "un espectáculo complementario que sustituya el acto inaugural", dijo Gistau.

En este sentido, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, manifestó hoy que se está trabajando para que esta crecida del Ebro influya "lo menos posible" a la Muestra, aunque reconoció que "es muy difícil controlar el río", teniendo en cuenta que las previsiones señalan que, el próximo miércoles, el caudal a su paso por Zaragoza será de 2.000 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, el presidente aragonés espera que esta situación "no tenga efectos importante en la Expo", y recordó que parte del recinto se concibió "contando con que una parte sea inundable" ante las grandes crecidas.

También el consejero municipal de Presidencia zaragozano, Fernando Gimeno, se mostró optimista con el trabajo que está realizando la organización de Expoagua. A su juicio, esta crecida del río es "ordinaria" y se contó con ella a la hora de llevar a cabo las instalaciones. De este modo señaló que no quiere "que se genere ningún tipo de preocupación". "Estamos atentos a lo que está pasando y todos los servicios municipales están a disposición de los ciudadanos para atender las pequeñas incidencias que se pueden producir", enfatizó.

Recuento de daños

En Zaragoza, los organizadores y autoridades están a la espera de lo que pueda suceder con la Expo si continúa el mal tiempo, y mientras, en Cantabria, Navarra y País Vasco hacen recuento de los daños que, durante el pasado fin de semana, ha causado el temporal de lluvia. La zona más afectada por las precipitaciones fue Vizcaya, en concreto, la localidad de Getxo, en donde se registraron numerosas inundaciones y más de 1.800 vecinos pasaban la noche sin suministro eléctrico, una incidencia que llegó a afectar a 30.000 vascos durante el día, principalmente a vecinos de Portugalete, Santurtzi y Ortuella.

Además, los Bomberos tuvieron que atender hasta 600 avisos, sobretodo para la retirada de obstáculos en carreteras, achiques de agua en sótanos o el rescate de personas atrapadas por el agua. Ante esta situación, la organización vasca de personas consumidoras EKA/OCUV aconseja a los afectados por las lluvias que deberán realizar un inventario lo más detallado posible de todos los daños, incluyendo daños "colaterales" por hospedaje o alquiler de vehículos, ocasionados por el temporal. De este modo, señala la organización, será más fácil solicitar la tramitación de las reclamaciones por daños a las compañías de seguros.

También Navarra se ha visto afectada por las precipitaciones, sobretodo las localidades de la ribera del Ebro. Varios municipios han visto como la crecida del río inundaba parte de sus calles y viviendas. Esta situación podría repetirse en los próximos días, ya que la comunidad foral se encuentra en alerta ante un posible nuevo repunte de la corriente durante la madrugada. Aún así, el Gobierno navarro señala que no hay que ser "alarmistas" con el riesgo a las inundaciones, aunque sí "precavidos". 

Esta misma situación viven en La Rioja, en donde los embalses se encuentran al 95,6 por ciento de su capacidad tras este fin de semanas y en Miranda de Ebro (Burgos), en donde el caudal del río "bajará en las próximas horas", después de que hoy alcanzaran los 900 metros cúbicos por segundo, según el consejero de Interior, Alfonso Fernández Mañueco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios