Expertos en alzhéimer advierten que no se avanzará en los próximos diez años

  • Investigadores alertan de las falsas expectativas que están generando las publicaciones de hallazgos desde el ámbito científico · Denuncian las terapias ofrecidas por algunas "empresas farsantes".

Investigadores sobre la enfermedad de alzhéimer advirtieron ayer que en los próximos diez años no habrá avances significativos en el tratamiento de esta patología, ante las falsas expectativas que generan en pacientes y familiares los hallazgos que se hacen públicos desde el ámbito científico. 

La Fundación Alzhéimer España (FAE) reunió ayer a los principales especialistas españoles en esta enfermedad neurodegenerativa para aclarar cuál es la situación real de la investigación. 

Micheline Selmes, presidenta de la FAE, dijo que hace 15 años aparecieron los medicamentos sintomáticos y confesó que "no se espera nada relevante" hasta al menos 2020, a pesar de que "se crean expectativas que luego se traducen en frustración por parte de los pacientes y, sobre todo, por parte de los familiares". 

José Antonio López Guerrero, director de Cultura Científica en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, se refirió a los avances conseguidos en el desarrollo de una vacuna para esta dolencia, pero no así en su aplicación a la fase clínica. 

De hecho, recordó la "polémica" suscitada con una inmunoterapia que tuvo un "gran efecto" en ratones pero que, al pasar a la última fase clínica en humanos, empezó a dar "serios problemas", provocando encefalitis en algunos pacientes. Sin embargo, se mostró optimista con respecto a la indagación de otra vacuna que trabaja sobre uno de los marcadores más importantes de la enfermedad -las placas amiloides-, que podría utilizarse en unos seis años, a no ser que, matizó, "se observen problemas en la aplicación clínica". 

El investigador aclaró que "no es real" lo que se está asegurando sobre la posible curación del alzhéimer con terapias celulares, que ofertan algunas "empresas farsantes". 

La investigación básica en este ámbito está "bastante atrasada" porque, al contrario de lo que ocurre con el párkinson, situado en una zona concreta del cerebro, el alzhéimer es una degeneración "deslocalizada". 

"Hoy por hoy no hay ningún estudio en fase clínica con terapia celular en alzhéimer", aseveró, y se refirió a los tratamientos que oferta la empresa XCell por unos 20.000 euros, de los que el 95% "ni siquiera se han demostrado en modelos animales". 

El problema de esta patología es que todavía no se conoce su origen específico, apostilló Cecilio Álamo, catedrático de Farmacología de la Universidad de Alcalá de Henares. Comentó que la investigación en alzhéimer es "como un puzzle gigantesco con 5.000 piezas, del que ya se han colocado unas 500, pero no se sabe qué imagen definitiva va a salir de ahí". "Algunas piezas de las que se han colocado, además, son falsas", apuntó el experto, quien recordó que actualmente sólo existen fármacos que actúan a título sintomatológico, retrasando las consecuencias de la enfermedad o mejorándolas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios