Greenpeace dice que el 'no' de Iberdrola a Garoña funde la política de energía nuclear del Gobierno

La portavoz de Energía Nuclear de Greenpeace, Raquel Montón, ha señalado que el Gobierno "ya no tiene excusa" para apostar por este tipo de generación, después de que el presidente de Iberdrola, que opera la mitad de las centrales, le haya dicho en su junta de accionistas que Garoña "no es viable". Montón dio "la bienvenida" a la respuesta que le ha dado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, cuando le ha pidió que retire la solicitud de operación de Garoña en la junta de accionistas que la eléctrica celebra en Bilbao.

"Sánchez Galán me ha dicho que no sólo no se plantea abrir Garoña sino que ha pedido a su socio en la planta, Endesa, que desista de la reapertura", explicó Montón. La portavoz Greenpeace dijo que Endesa "comparte la misma visión aunque no lo haga público", ya que en sus planes de inversión "no incluye" a la planta nuclear burgalesa, para que la que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha pedido notables inversiones si quiere reabrir.

Montón agregó que Sánchez Galán también le ha dicho que la rama de Iberdrola que opera las nucleares "está en pérdidas", debido a que a esta actividad se le han ido poniendo cada vez mas impuestos y obligaciones por lo que su intención "no es invertir en la ampliación de la vida útil del parque nuclear porque son activos deficitarios". "Las palabras de Sánchez Galán no inducen a pensar que su intención sea operar las centrales nucleares hasta, como mínimo, los 60 años como está tratando de promover el Gobierno", añadió la portavoz de Greenpeace, para la que el Ejecutivo "está actuando en esta cuestión en contra del sentir popular de la mayoría de la sociedad, en tanto que el resto de los partidos mayoritarios no son favorables a la generación nuclear sino a sustituirla por energías renovables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios