Hallan el cuerpo de una mujer en la zona del río en la que desaparecieron los tres españoles en México

  • El cadáver, que aún no ha sido identificado, podría ser el de una de las dos españolas que naufragaron en la balsa. Algunos familiares han viajado a México para colaborar en la búsqueda.

Otro cadáver ha sido localizado este domingo durante la búsqueda de los tres españoles desaparecidos en un accidente ocurrido en un río de México. El cuerpo pertenece a una mujer y está en vías de ser identificado, informó una fuente diplomática.

"Es difícil poder identificarlo", declaró el cónsul honorario de España en la ciudad mexicana de Tampico, José Luis Ortega. Según el representante diplomático, el paso de las horas y el severo castigo al que los elementos han sometido al cuerpo lo han dejado en muy mal estado.

De los tres españoles que siguen desaparecidos, dos son mujeres y uno es un hombre: Francesc Espasa Nolet, nativo de Lleida, y Nuria Terradas Trías e Irene Carbó Xifre, ambas de Girona.

Familiares de los estudiantes españoles viajaron este sábado al país para seguir de cerca las tareas de búsqueda de los tres desaparecidos e identificar el cuerpo sin vida de una mujer hallado esta madrugada y que podría ser el de una de las tres chicas de Cassà de la Selva que iban en la embarcación.

El siniestro tuvo lugar en el río Tanchachín, en el central estado de San Luis Potosí, en la Huasteca, una zona selvática donde es frecuente el turismo de aventura. El grupo de turistas españoles estaba compuesto por seis personas, de las que una ha sido confirmada como fallecida (Neus Terradas Trías, hermana de Nuria, cuyo cuerpo fue hallado el viernes a 18 kilómetros de donde volcó la barca) y dos sobrevivieron (Bernat Palau Tomas y Aina Frau Pascual).

El cadáver localizado este domingo puede corresponder a Nuria Terradas Trías o a Irene Carbó Xifre, pero su estado hace difícil la identificación. Una de las hermanas Tarredas Trías estudiaba en México, y la otra y una amiga estaban de visita en el país.

El cónsul confió en que una persona del entorno de donde se alojaban las tres chicas pueda ser capaz de identificar los restos.

El cadáver fue hallado a unos 60 kilómetros río abajo de donde volcó la lancha en la que viajaban los seis jóvenes españoles. Estaba en una zona de difícil acceso, en la comunidad de El Caracol, municipio de Tamuin.

Los supervivientes Bernat Palau y Aina Frau, que han ayudado en las labores de búsqueda, tenían previsto partir el domingo por la tarde de regreso a España. Quizás las tareas de identificación puedan retrasar su vuelta. Mañana se espera que lleguen a México los familiares de las chicas de Girona.

En la búsqueda participan cien efectivos de protección civil y lugareños, así como soldados del ejército mexicano y un helicóptero.

Bernat y Aina han declarado que el guía que contrataron les convenció de que el camino que querían hacer hasta la cascada de Tamul era seguro, a pesar de que en la oficina de Turismo les habían dicho que no. El hombre dijo que usaría otra ruta, algo que apoyó el barquero. Sin embargo, cuando las aguas del río, crecidas por las lluvias de días atrás, hicieron peligrar la estabilidad de la barca, su patrón saltó a la orilla y dejó a los chicos a merced de la furia del cauce.

Pronto la barca volcó y sólo pudieron ponerse a salvo Bernat y Aina, que vieron cómo su compañero Francesc -que estaba con ellos llevando a cabo un proyecto de cooperación a lo largo de un mes en el país- era arrastrado por el río. Tanto el barquero como el guía se encuentran detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios